04 mayo 2022

Las reinas de los cupones

 Si os fijáis al ir a comprar el avituallamiento doméstico ya no te entregan vales o cupones de ningún tipo. Años atrás guardabas los cupones o los sellos y completabas libretitas, cantorcitos, o tapas de yogur y con suerte te hacías con una cubertería de seis servicios, un nuevo tambor de detergente, una caja de galletas metálica, una gorra, etc. Incluso encontrabas cupones en las revistas y probabas perfumes, o en los mismos centros comerciales los podías recoger y acumulabas un montón. Si te sobraban los intercambiabas con las compañeras de trabajo. 


Muchos de esos cupones eran de productos que no los utilizaba nadie, y acababan en la papelera. Los restantes, que eran la mayoría, suponían para  las cajeras de supermercado un asunto que solía generar problemas y hacía crecer la cola de espera de clientes para pagar la compra realizada.

Pero ved aquí que esto pasó a la historia, y diría más, en la película que os propongo puede estar la clave.

Una mujer joven, atlética y olímpica de los Estados Unidos, disfrutaba coleccionando productos que no necesitaba, pero que los había obtenido con los cupones regalo o al 50%, por ejemplo. Recogía una inmensidad de cupones y, ante la frustración de no poder ser madre, se entregó por entero a este juego de intercambio de cupones de la manera más brillante posible. Su mejor amiga, igualmente, al ver que sus negocios como emprendedora no salían adelante, se sumó a este juego que, sin saber las reglas ni el final de la partida, las convirtió en millonarias y no de cupones sino de dólares.

De estos hechos reales como la vida misma, se ha escrito un guion genial para el cine, donde queda retratada que la imaginación humana es capaz de convertir una diversión en un negocio millonario. La película surgida de la historia referida es divertida, ocurrente, simpática y diferente: LAS REINAS DE LOS CUPONES.

Es hora de sonreír y de reír también. Nos encantó verla desde nuestro sofá. Os la recomiendo. No hay tráfico de armas, ni de drogas, ni matones, ni guerras, ni sexo explícito o no, por eso creo que es para toda la familia, pero añadiendo ciertas explicaciones.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué es lo correcto?

  Es habitual oír y escuchar que tal persona hizo tal cosa porque ERA LO CORRECTO . En muchos diálogos del cine, de las series de televisión...