17 mayo 2020

El Cuento Chino de Jackie Chan


En la globalización, el exotismo del Oriente se ha desvanecido. Los manjares de los países más orientales los encontramos a la vuelta de la esquina de nuestra casa, y han dejado de ser manjares para pasar a ser, en algunos casos, repugnantes, porque en nuestra retina se nos ha quedado el guiso de murciélago al curry que contiene el Covid 19 y el cerdo con SARS en caldo. Así que volvemos a la dieta mediterránea, que es de confianza y más sana en todos los sentidos, pero también si cumplimos las normas sanitarias adecuadas para cocinar.

No obstante, hay quien se resiste y nos explica Cuentos Chinos de nunca acabar, llenos de vuelos de ninfas y dragones voladores, y de benefactores que combaten para destruir el mal, el Yin y el Yan para conseguir el equilibrio.

Recuerdo que era común en la conversación de hace cincuenta años, decirle a quien sea que explicase algo inverosímil que aquella historia, noticia o referencia se trataba de un cuento chino porque parecía poco menos que fantasioso.

En este blog creo haber hecho referencia al ballet maravilloso SHEN YU, en cuyos espectáculos se representan cuentos chinos de la época imperial china o creados dentro de imaginaciones asombrosas. Pero lo que ha sido sorprendente, es una de las películas recientes de JACKIE CHAN. Este actor y director chino, de Hong Kong, que nos tiene habituados a películas de buenos y malos, de ladrones y policías, y de grandes acrobacias de artes marciales, en este film se ha traslado a un mundo de fantasías, de colores, de bellezas de cuento, de montañas colgantes, de almas que vagan porque son demonios que no quieren serlo, de amor, mucho amor, y de ¡nunca acabar!, pues cuando tu le ves el fin, el cuento prosigue. Me refiero a EL CABALLERO DE LAS SOMBRAS (2019)

¡No os la perdáis ¡Es para toda la familia, hasta los más pequeños se quedarán absortos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario