diciembre 18, 2011

Transmitir la fe en el matrimonio

Jesús provenía de una larga genealogía desde Abraham, y podemos recordarla leyendo:

Evangelio de San Mateo 1, 1-17:

"Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.
Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, y Jacob a Judá y a sus hermanos.
Judá engendró de Tamar a Fares y a Zara, Fares a Esrom, y Esrom a Aram.
Aram engendró a Aminadab, Aminadab a Naasón, y Naasón a Salmón.
Salmón engendró de Rahab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed, y Obed a Isa.
Isaí engendró al rey David, y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías.
Salomón engendró a Roboam, Roboam a Abías, y Abías a Asa.
Asa engendró a Josafat, Josafat a Joram, y Joram a Uzías.
Uzías engendró a Jotam, Jotam a Acaz, y Acaz a Ezequías.
Ezequías engendró a Manasés, Manasés a Amón, y Amón a Josías.
Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, en el tiempo de la deportación a Babilonia.
Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, y Salatiel a Zorobabel.
Zorobabel engendró a Abiud, Abiud a Eliaquim, y Eliaquim a Azor.
Azor engendró a Sadoc, Sadoc a Aquim, y Aquim a Eliud.
Eliud engendró a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob;
y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo.
De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce; desde David hasta la   deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce."


Esa relación de generaciones nos ayuda a contemplar el misterio de la sagrada familia de Nazaret. Llevado a nuestra familia también podemos hacer nuestro árbol genealógico y ver en él la historia sagrada de cada matrimonio de nuestros antepasados y veremos como de padres a hijos se ha ido transmitiendo  la fe o bien se ha transmitido la tradición de un espíritu mundano. Esa meditación del Evangelio ayuda a ver la necesidad creciente y constante de que no solo en las iglesias vivamos la fe sino también en el seno de cada matrimonio, de cada familia, día a día, minuto a minuto.

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta