23 enero 2020

Simular pareja de hecho también tiene malas consecuencias


Las equiparaciones múltiples que se han realizado al entorno de la institución matrimonial, producen embates constantes con el fin de desvirtuar el Matrimonio entre un hombre y una mujer para toda la vida. Desde el año 1999 en España, las Comunidades Autónomas han ido legislando sobre las situaciones parentales de las parejas estables o parejas de hecho. Se crearon en todas ellas registros administrativos específicos y se preestablecieron la relación de requisitos que las parejas estables habían de acreditar, uno de los cuales era el convivir en una comunidad análoga al matrimonio.

Yo me pregunto ¿los que no están casados entre si saben lo que es ser cónyuge de un matrimonio entre un hombre y una mujer para saber que viven una situación análoga?


Desde entonces a ahora, existe multiplicidad de jurisprudencia al respecto, las parejas de hecho o uno de los miembros acceden al Poder Judicial para que se le reconozcan la residencia en nuestro país, o una pensión de viudedad o una compensación económica por la ruptura etc., es decir, estas situaciones, nuevas, se ha creado igual o más trabajo al Poder Judicial para resolver asuntos privados, en aras de que se parecen a matrimonios.

Y tanto ajustar a derecho las situaciones de convivencia que ya se cometen delitos contra la regulación de las parejas estables o de hecho. No nos ha sorprendido la trama desmantelada en la comunidad valenciana y con ramificaciones en otros países pues podría parecer muy fácil adjuntarse entre personas y simular vivir como un matrimonio, pero burlarse de la ley no lo es tanto, así que ¡ZASCA!, todos a la cárcel.   



No hay comentarios:

Publicar un comentario