02 mayo 2017

Se casan contra viento y marea

Se han publicado en los medios las últimas cifras de matrimonios celebrados en España, con una caída evidente de año en año, tanto los civiles como los católicos. Barcelona recoge la menor cifra de matrimonios de todos los tiempos en relación al resto de España y desde que se computan cifras. En definitiva, las parejas se ajuntan, con compromisos a medias. Y una minoría se casa.

Y mi marido y yo nos hemos encontrado con una porción de esa minoría, en este fin de semana. En el paseo que bordea la zona litoral de la comarca del Baix Penedés, en la provincia de Tarragona, bañada por el Mediterráneo, vimos como a unos novios, probablemente después del enlace, varios fotógrafos les estaban fotografiando o video grabando para el álbum más bonito de su vida.

En medio de un tiempo borrascoso, con oleaje y viento, los novios hacían poses muy sonrientes, pues realmente estaban felices y nada les importaba, ni aquellas nubes negras, ni las olas que estaban trepando el espigón del puerto. Ellos adelante, y como dice la frase contra viento y marea.  De esa manera, han iniciado un nuevo camino.

Les deseamos mucha felicidad y mucha paciencia mutua para mantener la felicidad, aunque cueste.


No hay comentarios:

Publicar un comentario