15 diciembre 2016

Amor y sufrimiento

La película Regreso a casa (China 2014) es apta para todos los que entienden o quieren entender que el amor y el sufrimiento convierten al esposo con la esposa en una sola carne. La finura y la ternura con las que los orientales tratan los aspectos sensibles del amor y el sufrimiento, sin aspavientos, sin apenas gritos, con lentas caricias, miradas y gestos, son penetrantes.

La historia de este film, de fabricación Made in China, es un drama de persecución política, atropello de los derechos humanos y de amor conyugal. Sorprende que en la China actual, se haya editado una película en la que la Revolución cultural (S.XX) no sale bien parada. Recordemos que el contenido del Libro Rojo de Mao (1964) era lo único que se podía pensar y decir en aquella época. Jamás se podía objetar nada al respecto, pues de lo contrario el Partido (comunista) se ocupaba de que no dijeras nada más.

En la película, los profesores protagonistas son matrimonio y padres de una niña. Cuando la hija cumplió los 3 años, su padre fue deportado. A ella la educaron para ser bailarina, y su objetivo era ser la primera bailarina de un baile patriótico impresionante, por lo que antepone todo su interés personal al de su familia.

La trama y el drama se desarrollan a partir del primer regreso a casa del esposo, es denunciado y deportado de nuevo. Debido a una serie de acontecimientos, la esposa entra en un estado de amnesia traumática que le impedirá vivir la realidad tal cual es. El esposo intentará con mucha delicadeza y sufrimiento resolver su amnesia.


Las escenas del ballet patriótico son características de la danza y de la música de los tiempos de la revolución maoísta, manifestando la rudeza y la firmeza inquebrantables del régimen, muy significativas a nivel cultural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario