11 agosto 2015

El testimonio de Sóphie

Nos ha hecho mella. Sóphie explica con dulzura el ir y venir de su vida, rota a los pocos meses de su boda. Es muy duro vivir y aceptar la vida como viene, pues a veces supone aceptar que los proyectos que tenías se han ido al traste para siempre. Son proyectos legítimos y además necesarios, es muy bueno tenerlos, tanto familiares como profesionales. Allí me dirigiré! estudiaré, viajaré, me casaré, tendré hijos, seré un gran pianista.. etc. Sin embargo sobrevienen cosas inesperadas que todo se lo lleva por delante, intentando también llevarse el ánimo y el alma propios. En todo ese camino hemos ido contando con el querer de Dios, nos ha complacido hacer oración con Él y hablarle de todo ello. Pero Dios nos va a revelar otro camino para seguirle a Él por encima de todo, a pesar de los pesares: Un día… un accidente… una enfermedad nueva, un mal congénito… un error médico… un desastre natural, esto y lo otro, vence a lo que habíamos planeado. Nos cambia la vida por completo.

Se empieza entonces desde las cenizas, llorando mucho, rezando más e implorando hasta la desesperación, pues realmente la voluntad de Dios como tal misterio qué es, no se puede razonar. Después de esas luchas, con toda la humildad ganada, valoras los dramas diarios hasta convertirlos en poca cosa. Pero para llegar a ese “después” nos hemos hecho pedacitos para entender ese otro camino que nos preparado para optar seguirlo o no, de ahí nuestra libertad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué es lo correcto?

  Es habitual oír y escuchar que tal persona hizo tal cosa porque ERA LO CORRECTO . En muchos diálogos del cine, de las series de televisión...