junio 15, 2011

Mantén la calma...

¿No te pasa que de tanto aguatar a unos y otros, acabas subiéndote por las paredes? Mal pero mal!, hay que tener paciencia, cariño y misericordia, te dicen. Y es verdad. Por ejemplo, ese maridito tan majo, a pesar de que lo quieres mucho, a veces te pone al límite de la resistencia y has de comprar paciencia. Además de pedirla y pedirla a toda la corte celestial, a todos los santos y santas sin excepción para ser muy pesada, pues ese es el trato que tenemos trazado con Dios, pedir y pedir… rezar y rezar…, hay remedios humanos muy útiles para no tirarte de los pelos y quedarte calva antes de tiempo: KEEP CALM AND CARRY ON, o dicho en otro idioma “mantén la calma y sigue adelante”.
Esta frase surgió en la primavera del año 1939 ante la inminente contienda bélica de Inglaterra con Alemania. Se prepararon unos carteles/póster para animar a la población, entre ellos uno en rojo con esa frase y la corona real de Jorge V, para dar seguridad; se dice que no llegaron a colgarse y que pasados muchos años se encontraron en el fondo de un archivo. En definitiva esa frase se ha hecho famosa a posteriori, sin embargo es genial para mantener la sonrisa en el trabajo, en casa, en los trasiegos de los transportes públicos, en la familia….
A mi me regalaron un imán de cocina igualito al cartel, traído del mismísimo Imperial War Museum de Londres y de verdad es una industria humana que ni el yoga… KEEP CALM AND CARRY ON…

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta