24 junio 2021

Nunca es tarde para casarse ante Dios

Días de atrás saltó la buena noticia de que el primer ministro del Reino Unido, Mr. Boris Johnson, se había casado por el rito católico en la Catedral de Westminster en Londres, con la Mrs. Carrie Symonds, de 33 años, madre de su hijo Wilfred de un año, al cual ya lo habían bautizado por el rito católico. No podemos más que felicitarlos por el gran paso hacia una vida de fe que han dado los dos.

En los artículos que hemos leído se explica que Mr. Johnson fue bautizado católico, recibió el sacramento de la Confirmación por la iglesia anglicana. Luego lo envió todo a paseo. En ese camino y apartado de Dios, se casó dos veces por la vía civil y dos veces se divorció. Así las cosas, conoció a Mrs. Carrie Symonds, vivieron juntos, tuvieron un niño y los dos de la mano han regresado al camino junto a Dios.

A mí estas historias me gustan mucho, porque se suceden de verdad, aunque no se publican en los medios, salvo de que se trate de personas de renombre. Se llaman Conversiones ¿Cuántas veces rezamos por la conversión de las almas? Y aquí y allá la oración da sus frutos. Además, poner orden en la vida interior no solo da estabilidad y tranquilidad, sino que agrada a Dios. Cada persona tiene su momento, pues Dios nos llama a todos, pero la fe es un don de Dios y cuando buscamos a Dios ya estamos acercándonos a Él.

Por eso nunca es tarde para dar ese gran paso y comprometerse. Primero hay que hacerlo con Dios, y luego con los demás, en especial con la familia.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario