06 julio 2020

Los amigos de mi familia


Nuestro amigo Fernando Sánchez Marcos murió en la madrugada del 4 de julio de 2020, después de sufrir siete años de una enfermedad tumoral que llevó con heroicidad y serenidad. Su esposa, mi querida amiga Pilar, ha estado una pieza angular en el sufrimiento de cada tratamiento, viviéndolo con entereza y esperanza en la paz de Dios junto a su esposo, el apoyo de sus dos hijos varones, incondicional en todo momento.


El funeral católico ha sido muy entrañable. La iglesia se ha llenado verdaderamente de amigos y familiares. La viuda nos ha regalado muchas sonrisas de agradecimiento por nuestra presencia. Los hijos, al final de la celebración eucarística, han hablado de su padre ¡tan bonito! que ya quisiéramos muchos que nos mereciéramos al morir, aunque sea una cuarta parte de lo que han referido de Fernando. El coro de voces femeninas, acompañado del organista, parecía que en su lugar cantasen los ángeles custodios que estaban con nosotros.

Se ha dicho de Fernando que le gustaba mucho viajar por el mundo con su familia, de congresos o con sus amigos. Recuerdo especialmente el viaje que hicimos con ellos a Normandía. Mi marido, muy amigo de Fernando, y él vivieron intensamente, durante una semana, todos los hechos ocurridos en aquella región aludiendo al Desembarco de las tropas aliadas durante la II Guerra Mundial del siglo pasado. ¡Qué buenos recuerdos aquellos! Y tantas otras celebraciones, excursiones, romerías, almuerzos y cenas en su casa, siempre llenas de un gran sabor de conocimiento y de respeto a la diversidad y a la globalidad, pero si dejar de seguir el camino arduo que nos señala Jesucristo.

Fernando, lo recordaremos todo y estaremos muy muy cerca de Pilar.



1 comentario:

  1. Muchas gracias querida amiga Isabelita! Voy a imprimir tu comentario para guardarlo y releerlo de vez en cuando. Te lo agradezco mucho!!!

    ResponderEliminar