febrero 15, 2015

Yo digo No a Grey

Directamente os propongo hacer boicot a la película Las 50 sombras de Grey. Se trata de una película pornográfica, la cual dicen que es apta a partir de los 13 años. Hemos visto imágenes en todos los medios digitales, escritos, televisivos… pues está en fase de promoción. Yo me baso en eso. No he visto la película, ni la veré, pero con la promoción que están dispensando, es decir el marketing desarrollado para atraer el mayor público posible, me ha sido suficiente para calificarla de pornográfica y muy perjudicial, sobre todo para la mujer. Incita al sometimiento de la mujer al extremo de hacernos creer que es estupendo que te aten a la cama, te peguen con una fusta y te sodomicen. Pues, ¡señores!, esto no es estupendo, pero sí que es muy antiguo como método delirante para violar a la mujer pues no tiene escapatoria; además, el hombre al someter a la mujer a esas prácticas no le ve la cara. No, ¡señores y señoras!, no es estupendo.

Estas escenas, en las que la corporeidad de la pareja es totalmente falsa, porque en los reportajes de la película ya se dice que existen dobles de cuerpos, lo vemos todo como si todo fuera posible de hacer y de disfrutar. Y no. La corporeidad de la pareja nace a partir de las pasiones propias y no de las falsas pasiones creadas a partir de imágenes de terceros, creadas de forma literaria, digital, cinematográfica o teatralmente.

Con la incitación genera no solo a ver la película, que de por sí agitará la imaginación de los pensamientos impuros, sino que provocará en algunas personas la realización de prácticas sexuales totalmente desviadas de la sexualidad natural, nacida ésta del amor y para el amor. Todo lo que vemos, leemos, hacemos, escuchamos…todo nos influye, para bien o para mal, de esto no hay ninguna duda. Por ello, ¡no veamos esta película! y tratemos, de la mejor manera posible, que los que tengamos a nuestro alrededor no la vean tampoco, porque nos va a influir negativamente en todos los sentidos.

Y pienso además… ¿Dónde están las feministas que defienden a ultranza la libertad de la mujer? ¿Cómo es que en esta incitación clara y directa al sometimiento total al hombre no piden protección al cuerpo de la mujer?


Mi matrimonio, de fiesta en fiesta