febrero 17, 2013

Lo que parece imposible


Una historia real muy bien explicada, incluyendo todo el dramatismo que merece, es lo que hemos visto en la película española LO IMPOSIBLE (2012). Y es una historia dramática porque lo fue realmente para miles de personas. La acción se sitúa en el día 26 de diciembre 2004. Nuestra familia, un matrimonio y tres hijos varones pequeños, llegan a Tailandia, procedentes de Japón donde viven y trabajan, el día 24 con la ilusión de pasar las vacaciones de Navidad en la playa. El entorno es precioso, las aguas verdes, la naturaleza, la amabilidad de la gente… Sin embargo en la mañana del día 26, la tierra empieza a temblar y sobreviene un sunami que cubre todo. Quique estaba con los dos hijos más pequeños, María estaba leyendo un libro y Lucas jugando. El estruendo de la ola gigante es impresionante. Comienza la destrucción de todo aquello, empezamos a vivir un angustioso episodio. Se sucede el reencuentro de madre e hijo, la salvación de un niño todavía más pequeño y sentimos el tedio interminable en lo alto de un árbol en espera de un rescate. Siguen las idas y venidas de los hospitales, la acumulación de cadáveres, el llanto y la desesperación de los ciudadanos de aquel país y de muchísimos turistas...Sólo nos falta apreciar el olor.

Todo aquello nos hace recordar las crónicas y reportajes de muchos periodistas que retransmitieron aquel desastre. No obstante la historia de la película la vivió aquella familia. Los efectos especiales, el maquillaje de las heridas y los golpes, la música que acentúa la gravedad, te hacen desear desde tu butaca que todo acabe bien.

Por lo que respecta al matrimonio, se destaca como feliz y cariñoso, y en el que el cuidado de los hijos es un valor en alza; al principio de la película hay una escena en la cual María explica que es médico pero que dejó de trabajar para cuidar de los pequeños, entonces su interlocutor le respondió que eso era subir de categoría. También podemos descubrir cómo el lazo paterno filial que existe entre padres e hijos es muy potente tanto como para cuidar los unos de los otros en situaciones desesperadas como para luchar por encontrarse entre miles de damnificados. 

LO IMPOSIBLE es una película de desastres naturales muy digna, galardonada con diferentes premios, nominada a los Oscar, y recomendable.

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta