abril 21, 2011

Dos sacramentos

Hoy es Jueves Santo, celebramos el memorial de la institución de dos sacramentos impresionantes, el de la Eucaristia y del Orden. Hoy en la Cena del Señor, a sus escogidos, a los doce apostóles que les había avisado en Cafarnaúm cuando les dijo "mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida", les  dirá esas palabras que se repiten en cada misa : "Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió y dándoselo a sus discípulos dijo tomad, comed, éste es mi cuerpo. Tomó luego una copa y dadas las gracias, se la dio diciendo bebed de ella todos, porque ésta es mi sangre de la Alianza, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados." Luego añade "Haced esto en memoria mía". Con ello nos da para siempre el prodigio constante de la Eucarístia y propicia la ordenación sacerdotal en aquellos hombres libres que ven su vocación en ser las manos de Cristo en la tierra. Y los demás, podemos asi constantemente revivir el sacrificio de la Cruz. Ellos, los sacerdotes, los presbíteros, habrán renovado en estos días de la Semana Santa, en la Santa Misa Crismal, sus promesas sacerdotales; los laicos podemos en estos días también renovar nuestra vocación de amar a Dios sobre todas las cosas, en medio del mundo, preparándonos para la Pascua y la Alegría de la Resurección del Señor.

Evangelio según San Mateo 26, 26-29

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta