abril 14, 2011

De vacaciones junto al Señor

Se asocia la Semana Santa a días de vacaciones y descanso, y siendo un bien estupendo esto descansar, aprovechar de estar con la família, y querer un poquito más a tu marido... por ejemplo, esos días se han ido paganizando y se olvida de que realmente en la Semana Santa se reviven los días y momentos más graves de la vida de Nuestro Señor Jesucristo. Por ello los católicos no podemos faltar a ninguno de los Oficios que en los días Santos se celebran. Podemos muy bien organizar  las vacaciones incluyendo los deplazamientos a la iglesia más próxima dónde nos hayamos instalado. Gracias a Dios, disponemos de información muy completa en muchas webs en las que se detallan los horarios de las celebraciones litúgicas, en todas partes del mundo donde haya una iglesia católica. Es un momento para ir en família, y vivir junto al Señor aquellas horas de camino a nuestra Redención.

Hemos de recordar que en Jueves Santo solo hay una celebración, la de la Cena del Señor (Misa in Coena Domini); en Viernes Santo solo se celebra el Oficio de la Pasión del Señor y la vella al Monumento; y en  Sábado Santo las iglesias permanecen cerradas hasta la última hora de la tarde o primera hora de la noche, que será cuando se celebrará  la misa de la Vigília Pascual.

Así que tenemos un montón de horas para disfrutar de una buena excursión por la montaña, un paseo por la playa, realizar visitas culturales, o dormir todo aquello que nos hace falta. Todo nos va a caber si también ponemos en nuestras actividades la de estar junto al Señor. 

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta