25 mayo 2022

El apocalipsis del mono

 Ayer, en una antena televisiva, a la hora de más audiencia, decían que el mundo, nuestro planeta Tierra, solo tiene reserva de alimentos para tres meses. Obviamente fue un Mensaje Apocalíptico, pero que nada tiene que ver con el Libro del Apocalipsis escrito por el evangelista San Juan.

Con ese mensaje, dicho en horas punta, todos hubiéramos podido salir a la calle y llenar los carros de la compra con todos aquellos alimentos que pudiéramos adquirir para mantener a nuestras familias más allá de los tres meses inmediatos a hoy. Sin embargo, nos vamos acostumbrando a que los intereses supra económicos nos lancen mensajes que, si fueran ciertos, unos se tirarían por las ventanas y otros nos iríamos a rezar de forma interminable hasta el fin de los tiempos.


Todos estos mensajes que ponen a las familias en estado de alerta se emiten por todos los medios de comunicación y digitales con el fin de cambiar la sociedad, basada en su núcleo central que es La Familia. Con estas alarmas se asusta a la población, la cual pide a sus líderes políticos que los salven del desastre, pide acelerar la muerte de los que están muy enfermos, pide que no nazcan más niños ni niñas pues el mundo que les dejamos es horrible.

Esos cambios de pensamiento que se van produciendo desde la segunda parte del siglo XX nos hacen menos libres y seguimos a merced de ese nuevo orden mundial, que ya había diseñado Lenin. Vivimos en un país en el que las leyes hacen posible que los hijos e hijas sean del Estado y no nuestros. Antepone la decisión de una ley gubernamental a la decisión de los padres, como está pasando ahora con la nueva ley del aborto por la que las niñas menores de 16 años podrán ir a abortar sin permiso de sus padres. Asimismo, la libertad de conciencia de los médicos, la libertad y dignidad de la persona humana, es reprimida por la espada de Damocles a cambio de la expulsión de la Sanidad Pública.

A pesar de tantas contradicciones, hemos de ser capaces, más que nunca, de dirigir nuestra familia, siempre hacia el bien, y el Bien está en la Ley Natural la cual emana de Dios mismo.

Y la Ley Natural indica que el aborto es un crimen, que la familia la ha creado Dios y es de su posesión y no del estado político en donde se viva. Que la sexualidad está pensada para que hombre con mujer disfruten, sean felices y abiertos a la vida, por ello los fines del Matrimonio católico son el Bien de los cónyuges y el Bien de los hijos.

Todas las otras formas de sexualidad que existen desde que hay un ser humano sobre la capa de la Tierra, es decir, relaciones que se conocen desde el principio de los tiempos, no obedecen a la Ley Natural, sino a la ley de los hombres y mujeres que entienden que sus relaciones sexuales pueden ser entre las personas del mismo sexo o con animales, la cuestión es tener placer a costa de lo que sea.

Pero ¿Qué ocurre ahora con ese trasiego sexual?  Pues aquellos que en su momento forzaron su sexualidad con animales, se han infectado y luego pasaron a ese hombre u hombres todas esas miserias que corresponden a ciertos roedores que picaron a ciertos monos y que estos desgraciados macacos infectaron a hombres.


Así que en fiestas en diversos lugares de esta Tierra apocalíptica y paranoica en la que vivimos, a base de drogas y alcohol para perder el sentido de la voluntad y la inteligencia, se rebozaron unos cuantos hombres con otros cuantos hombres y como consecuencia de la bacanal, la Sodoma y Gomorra bíblica, tenemos la Sanidad Mundial pendiente de esa Viruela del Mono enfermedad por la que muchos hombres han sido infectados por recibir por la ollera a unos hombres sin sentido ni conciencia.

Hemos de suponer que toda esta información ya publicada en todo el mundo sirva para un momento de reflexión tanto para hombres como para mujeres. Incluyo mujeres pues muchas de ellas para no quedarse embarazadas fornican por donde está creado que hay que defecar.

A los de mi generación nos vacunaron, sí o sí, contra la viruela, pero a partir de 1979 se determinó que dicha enfermedad se había erradicado del mundo. Pues ya lo veis que no. Además ha encontrado su variante del mono. No obstante, algo se preveía pues en Dinamarca hace tiempo que vuelven a fabricar estas vacunas, y ahora con la variedad del mono.

 

 

 

 

04 mayo 2022

Las reinas de los cupones

 Si os fijáis al ir a comprar el avituallamiento doméstico ya no te entregan vales o cupones de ningún tipo. Años atrás guardabas los cupones o los sellos y completabas libretitas, cantorcitos, o tapas de yogur y con suerte te hacías con una cubertería de seis servicios, un nuevo tambor de detergente, una caja de galletas metálica, una gorra, etc. Incluso encontrabas cupones en las revistas y probabas perfumes, o en los mismos centros comerciales los podías recoger y acumulabas un montón. Si te sobraban los intercambiabas con las compañeras de trabajo. 


Muchos de esos cupones eran de productos que no los utilizaba nadie, y acababan en la papelera. Los restantes, que eran la mayoría, suponían para  las cajeras de supermercado un asunto que solía generar problemas y hacía crecer la cola de espera de clientes para pagar la compra realizada.

Pero ved aquí que esto pasó a la historia, y diría más, en la película que os propongo puede estar la clave.

Una mujer joven, atlética y olímpica de los Estados Unidos, disfrutaba coleccionando productos que no necesitaba, pero que los había obtenido con los cupones regalo o al 50%, por ejemplo. Recogía una inmensidad de cupones y, ante la frustración de no poder ser madre, se entregó por entero a este juego de intercambio de cupones de la manera más brillante posible. Su mejor amiga, igualmente, al ver que sus negocios como emprendedora no salían adelante, se sumó a este juego que, sin saber las reglas ni el final de la partida, las convirtió en millonarias y no de cupones sino de dólares.

De estos hechos reales como la vida misma, se ha escrito un guion genial para el cine, donde queda retratada que la imaginación humana es capaz de convertir una diversión en un negocio millonario. La película surgida de la historia referida es divertida, ocurrente, simpática y diferente: LAS REINAS DE LOS CUPONES.

Es hora de sonreír y de reír también. Nos encantó verla desde nuestro sofá. Os la recomiendo. No hay tráfico de armas, ni de drogas, ni matones, ni guerras, ni sexo explícito o no, por eso creo que es para toda la familia, pero añadiendo ciertas explicaciones.

 

17 abril 2022

La resurrección de Cristo no es una ilusión

Hoy es un día de felicidad cristiana pues Jesucristo ha resucitado para poder llevarnos a la Gloria Eterna. Es una gran fiesta que se repite constantemente y que con gran solemnidad ha culminado nuevamente la Cuaresma. En este 2022 cuando veíamos posible que celebraríamos abiertamente todos los actos litúrgicos al aire libre, desde la bendición de los ramos y palmones al vía crucis y la celebración del fuego previo a la Pascua, el sonido de las bombas y las imágenes de crueldad gratuita, invaden nuestros corazones. 


A pesar de ello, los bárbaros y criminales no nos van a quitar la alegría de la Resurrección de Cristo. Seguiremos rezando para que se abra el camino de la paz en esos corazones de rusos obtusos y sanguinarios.

Mi marido, que ha estado muy enfermo, y yo hemos seguido las celebraciones a través de canales de televisión, y damos las gracias expresamente a las retrasmisiones de TV2 y de TRECETV pues para los que hemos tenido que estar en casa en estos días de Semana Santa, han sido de gran alivio espiritual.

Sigue ahora en un clic la web vaticano.va con el mensaje del Santo Padre Francisco y la bendición Urbi et Orbe de hoy.

https://www.vatican.va/content/francesco/es/events/event.dir.html/content/vaticanevents/es/2022/4/17/urbi-et-orbi.html

08 marzo 2022

Homenaje a la Mujer Ucraniana que salva a sus familias de la barbarie

Un planteamiento muy repetido, pero no por ello caduco, es que si la familia no se sostiene será muy difícil su crecimiento y el proyecto puede llegar a ser frustrado. Y la guerra puede ser un espacio para romper las familias por el asedio y la muerte. Frente a esto, el mundo entero está viviendo y viendo con sus ojos cómo el pueblo ucraniano, atacado por la Rusia de Putin, está salvando a las familias de la barbarie de las bombas y de la obcecación humana, de la represión y del pánico. A su vez contemplamos y participamos en darle la espalda al Sr. Putin, en muy pocos días.

La MUJER UCRANIANA está salvando a sus familias y hemos de tomar nota del valor de estas mujeres y madres que socorren a sus hijos bajo el fuego enemigo, por cualquier medio posible, incluso embarcando a su hijo de 11 años, solo, en un tren que recorrería 1200 kms. hasta llegar a un destino fuera de Ucrania, forjando así a un valiente para el futuro. 

La MUJER UCRANIANA sigue dando a luz a sus hijos, pero ahora en sótanos, sin anestesia, con dolor, lejos de las comodidades de las que seguramente gozaba. La MUJER UCRANIANA deja en tierra quemada a sus hijos varones mayores de edad y a sus esposos. Estas mujeres siguen adelante, son fuertes, forjadas por una historia llena de guerras, hambre y esclavitud.

A esta MUJER hoy, en el día tan trillado de la Mujer Trabajadora, hay que hacerle un homenaje, a esta MUJER UCRANIANA que está salvando a la familia, a los hijos, a los abuelos, a los primos y sobrinos.

Ellos, los hombres, con un gran espíritu patriótico, dan su vida por la libertad ante una ocupación injusta por un pueblo vecino, con un mandatario insaciable de sangre humana, abominable.

Pero es curioso cómo, en contrapartida, para el Sr. Putin también es importante la familia, a la cual puso a buen recaudo en Suiza, por supuesto yendo con tiempo para evitar diásporas o venganzas.

Que nuestro corazón humano se goce en la familia humana que es la Iglesia misma, pues Dios se hizo hombre porque quiso estar entre nosotros y lo hizo en una familia humana en la que fue posible que creciera el Hijo de Dios.

02 marzo 2022

Al inicio de esta guerra que no creíamos que íbamos a vivir

 

El 24 de febrero de 2022 inició Rusia la guerra contra Ucrania. A los seis días, el planeta continua perplejo con un conflicto bélico de grandes proporciones que parecía lejana para esta Europa que vivió guerras mundiales, civiles y exterminios en el siglo pasado y para un estado independiente como Ucrania que tiene derecho a tomar sus decisiones. Los dramas se repiten como en todas las guerras. Las mujeres y niños primero, y los hombres a luchar. Las mujeres también sabríamos hacer un cóctel Molotov o montar un arma. Pero la distribución de tareas por sexos siempre ha dado buenos resultados. Ellos son más fuertes físicamente, y nosotras muy perspicaces y capaces de realizar multitareas, y a la vez cuidar de nuestros hijos, como todos sabemos. No obstante, ya hay mujeres muchas y jóvenes que están en el ejercito o están recibiendo adiestramiento. 


Seguimos con ansia el asedio ruso de gran armamento, pero también observamos que crece el asedio económico, deportivo y moral que en nada le gusta a la oligarquía rusa. Con la resistencia ucraniana no contaba el Sr. Putin, ni con la fusión de intereses de todos los países de la Unión Europea.

El Sr. Putin, en pocos días, está arruinando a esa gran Rusia que ha gobernado directamente con músculo viril desde el año 1999. A pesar de ello, los que ahora están perdiendo millones de dólares y euros cada día, y viendo como el rublo se hunde, no se lo van a perdonar.

Y en este cordón de amor han surgido personas muy generosas que compran ropa, medicinas y comida para los más de 40 millones de habitantes que todavía siguen en Ucrania, en su tierra. En la medida de lo posible, hemos de asegurarnos que realmente tanta generosidad llegará a los ucranianos que viven en Ucrania.

Como ya indiqué, para hoy, Miércoles de Ceniza, 2 de marzo de 2022, el Santo Padre Francisco pidió a los creyentes y no creyentes del mundo que se sumaran a la Oración por la Paz en cualquier conflicto bélico y en Ucrania. Recemos mucho, unidos al Papa Francisco, pues no son tiempos de pamplinas ni tonterías, ni de adivinos ni adivinanzas. Juntos venceremos, la oración es un arma poderosa.

24 febrero 2022

El derecho a la Guerra según el Catecismo de la Iglesia Católica

La conducta de un cristiano católico ante las amenazas de guerra y la permisión del uso de la fuerza militar, está definida y orientada en el Catecismo de la Iglesia Universal, y es un referente para todos. No todo está permitido ni todo está justificado. Es por ello que los ciudadanos además de conocer la conducción de estos temas por parte de nuestros gobernantes tanto los del propio país como de las decisiones de la Unión Europea, deberíamos profundizar en la moral de nuestra conducta ante estas circunstancias.


Ucrania es un estado libre y mayoritariamente cristiano, católico y ortodoxo. Y hace muchísimos años que ha sido fruto del escarnio de sus vecinos rusos. Su gran riqueza natural es el cereal y su costa al Mar Negro, es decir, tiene salida al Mediterráneo. No obstante, para mi en este momento es el bienestar de las familias.

El zumbido de las sirenas previas a los ataques aéreos desestabiliza el ánimo y las piernas. Y solo esta mañana Rusia ha atacado, de forma especial, 74 objetivos militares ucranianos ¿Cuántas familias en pánico han huido a un refugio? ¿Dónde están ahora? ¿Podrán volver a sus casas? ¿Podrán enterrar a sus muertos? Su presente y futuro son inciertos, y el éxodo se hace inevitable.

El Santo Padre ha propuesto para el próximo día 2 de marzo de 2022 una jornada de Ayuno y Abstinencia por la Paz, en el Miércoles de Ceniza, al inicio de la Cuaresma. Podríamos meditar en ello, rezando por nuestros hermanos ucranianos.

Señalaría, además, que estudiemos los puntos del Catecismo referidos a la paz y a la guerra, que en el Compendio corresponde a:

480, ¿Qué exige el Señor a toda persona para la defensa de la paz?

481, ¿En qué consiste la paz en el mundo?

482, ¿Qué se requiere para la paz en el mundo?

483, ¿Cuándo está moralmente permitido el uso de la fuerza militar?

484, En caso de amenaza de guerra, ¿a quién corresponde determinar si se dan las anteriores condiciones?

485, ¿Qué exige la ley moral en caso de guerra?

486, ¿Qué es necesario hacer para evitar la guerra?

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica


Tenemos tarea para ayudar a las familias ucranianas. Primero rezando y ofreciendo sacrificios, y después formándonos sobre la doctrina católica en temas de guerra y paz.

13 enero 2022

Los padres en busca del hijo, los abuelos en busca del nieto

 La lectura es un buen hábito para todos los miembros de la familia. Los libros y textos audibles también lo son, pues hay actividades cuyo desarrollo lo permiten. Millones de libros se han leído a lo largo de la historia de la humanidad, y en ellos, en muchas ocasiones, los autores han reflejado su semblante biográfico, sus aspiraciones, deseos, y, en los mejores, una gran creatividad y capacidad de expresión, lenguaje y descripción, gracias al bagaje de todo aquello que también han leído y vivido a lo largo de la vida. Por ello, esos mejores autores nos sorprenden con historias no vividas por ellos mismos sino por otros que incluso no han conocido, y, si cabe, no han existido.


Con los guiones de las grandes películas y de los peliculones, podemos tener esa misma impresión. Y a pesar de haber leído mucho o ser un cinéfilo al que nada le sorprende, hay títulos que vale la pena recordar.

Hoy me quiero referir a Kazuo Ishiguro (1954) un autor Premio Nobel de Literatura (2017), del que ya me embargó el corazón con Lo que queda del día, tanto el libro como la historia tan bien explicada adaptada al cine e interpretada por Emma Thompson y Antonny Hopkins. Así que con esa breve experiencia literaria con Ishiguro escogí El Gigante Enterrado (2015) con sensaciones extrañas, pero finalmente me atreví a comprarlo y por supuesto a leerlo. La información de la contratapa del libro lo deja claro. Pero nunca llegas a percibir, hasta que lo lees, aquellas impresiones que te empujan a desear que acabe la aventura de Axl y Beatrice, un matrimonio longevo y anciano que, ya siendo mayores, emprenden un viaje a pie en busca de su hijo. Las circunstancias se desarrollan en la Inglaterra de la Edad Media. En varias pequeñas aldeas, todos temen a los ogros y a los dragones, también temen las guerras entre sajones y britanos, a la persistente niebla y sobre todo temen al olvido de las cosas de la memoria. A lo largo del viaje se producen todo tipo de acontecimientos en aquellas bajas montañas, con un caballero del Rey Arturo, ejércitos lejanos, un monasterio de monjes, niños abandonados, miles de duendes, islas sospechosas, pero sobre todo el dragón hembra Querig. A partir de su encuentro con Axl y Beatrice, todo empieza a cambiar, sabrán por que en su aldea perdían la memoria y los motivos por los que su hijo se marchó. El final inesperado entre los más inesperados te hace alzar la voz y pedirle al autor que continue escribiendo, porque quieres saber mucho más de lo que ocurrió.


Por otro lado, al escoger una película o peliculón, Let Him Go (Uno de nosotros) (USA 2020) también puede ser garantía de acierto el reparto: Kevin Costner y Diane Lane. Ellos interpretan a un matrimonio de muchos años juntos que vivieron el auténtico drama de la pérdida de un hijo en un accidente. Dejó al morir a un hijo, un bebé precioso. La joven viuda se volvió a casar. Pero no acertó en escoger un nuevo marido, era un Weboy. Pronto observaron los abuelos (Costner y Lane) que el marido era violento. Sin mediar despedidas los Weboy huyeron de Montana y se fueron a Dakota, y los abuelos poco tardaron en emprender el viaje y la búsqueda de su nieto. Un western, sí, pero un drama impresionante. Ciertamente es conmovedor el sufrimiento de esos abuelos.

Tanto en un caso como en otro, un medio activo como la lectura de un libro ante un medio pasivo como la visión de una película, se pone en valor el Matrimonio, como enlace que une a un hombre con una mujer por largo tiempo, y el querer de ambos por unir a los miembros de la familia, luchando por ella hasta exponerse a perder sus propias vidas.

 

¿Qué es lo correcto?

  Es habitual oír y escuchar que tal persona hizo tal cosa porque ERA LO CORRECTO . En muchos diálogos del cine, de las series de televisión...