agosto 15, 2015

La predicación del Evangelio

Hoy hemos celebrado la Asunción de la Virgen Santísima, recogida por los ángeles en su adormición, sin vivir la corrupción del pecado ni de la muerte, asunta al cielo en cuerpo y alma. Hoy es fiesta grande y solemne en toda la Iglesia Universal, y muchísimas mujeres en el mundo han celebrado su onomástica. Por ello desde este blog os felicitamos muy efusivamente con besos digitales, claro!. Y siendo precepto, habremos oído la misa de la solemnidad. Y como corresponde el celebrante, nos ha hablado en la homilía de uno de los temas más bonitos de los que hablar desde el presbiterio: la Virgen Santísima.


Ahora, a los laicos nos corresponde también ir por el mundo y predicar el evangelio.  Es decir a los cristianos no ordenados ni consagrados, ciudadanos de a pie, con profesión o sin ella, tú y yo, también nos toca ser emisarios de la fe fuera de las iglesias, dando testimonio de Jesús. No hay edad, profesión ni situación que impida dar ese testimonio. Así que hoy os propongo un ejemplo impresionante de evangelización: una entrevista que le han hecho al famoso del cine que interpretó a Jesús en la película La pasión de Cristo, Jim Caviezel, esposo, padre de familia, católico y actor.

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta