octubre 12, 2011

Viva la Virgen del Pilar!

Según una antiquísima y venerada tradición, la Virgen Santísima, cuando aún vivía en carne mortal, se apareció al Apóstol Santiago el Mayor, en Zaragoza (Aragón-España), acompañada de ángeles que le traían una columna o pilar como signo de su presencia. En la aparición Nuestra Señora consoló y reconfortó al Apóstol, a quien prometió su asistencia maternal en la evangelización que estaba llevando a cabo en la Hispania Romana.


Posteriormente,  coincidió que en el día de esta celebración, el 12 de octubre de 1492, según explican las crónicas de aquel tiempo, Cristóbal Colón y todos sus aventureros descubrieron América al pisar tierra firme, aunque ellos  pensaban que eran las Indias.

Primero fue el viaje verosímil del Apóstol y luego el de la India Hispánica, en cualquier caso, por un motivo o por otro hoy se celebra en España, y en muchas partes del mundo, la fiesta de Nuestra Señora del Pilar. A pesar de vivir en una época en que los sentimientos patrióticos están entremezclados, todos podemos decirle a la Virgen:

¡Madre Mía, te miro
Y me quedo tranquila,
Gracias Madre del Cielo!

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta