marzo 06, 2015

El adulterio en Corea del Sur

Corea del Sur es noticia constante debido a la beligerancia provocada por la temible dictadura de Corea del Norte, que mantiene su amenaza de guerra contra el resto del mundo. Pero a cuenta de ese protagonismo en los portales periodísticos, también se nos dan a conocer otros temas de actualidad de Corea del Sur. En ese sentido, hemos sabido que Corea del Sur está regularizando las relaciones civiles de sus ciudadanos, en equiparación a otras sociedades democráticas. Recientemente ha despenalizado el adulterio. A los adúlteros ya no se les impondrá ninguna pena de privación de libertad por dicha conducta. Desconozco los presos y presas adúlteros que hasta esa fecha había en las cárceles surcoreanas, pero lo que está claro es que la decisión de cometer o no cometer adulterio dependerá de la conciencia de cada surcoreano y surcoreana. La ley ya no supondrá un mazazo. Y allá su conciencia en proteger a la familia y al matrimonio.

En el orden moral, quiero destacar que a pesar de que las leyes civiles, penales, etc., es decir las humanas, despenalicen el adulterio (como así ha ocurrido en muchos países del mundo) seguirá considerándose un pecado grave, pues se trata de una ofensa a Dios y a la institución del Matrimonio, consagrado indisoluble por Jesucristo, habiendo sido concebido el Matrimonio con esas características en la creación del mundo por el mismo Dios. Así que los católicos de Corea del Sur casados en santo matrimonio saben que aunque la ley civil y penal de su país no los meta en la cárcel por la comisión de adulterio, a los ojos de Dios el adulterio sigue siendo pecado mortal.

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta