abril 03, 2012

La Maleta

Hay que hacerla minimalista, con lo realmente imprescindible”, dicen los expertos. Este es un tema propio de estos días, incluso para los que no salimos de viaje pues es típico en una conversación en la que haya más de dos mujeres. Aunque se trate de una salidita o de un suspiro de fin de semana, la maleta no ha de ser un engorro para nadie. Sin embargo, y sinceramente creo que no es fácil poner lo suficiente y acertar. Los o las más organizados tienen una lista en la agenda, en la palm… en el móvil y la recuperan cada vez que salen de casa por unos días. Pero los más improvisadores son (o somos) capaces de poner dos paraguas en pleno verano con un anticiclón que llega hasta Rusia, o un bañador para ir a un lugar donde no hay ni playa ni piscinas.

Y "¿el por si acaso?" , esto hace superar el límite de peso en cualquier punto de facturación de cualquier aeropuerto del mundo. En sentido contrario están las que apenas llevan un bolso de mano “y si necesito algo ya me lo compraré” y por supuesto se pasan el viajecito comprando y gastando lo que no querían gastarse (o eso parecía) pues esperaron al último momento para coger la mejor oferta de viajes por internet. En definitiva hacer una salidita o unas mini vacaciones “no es cambiarse de piso”, como me dijeron una vez. Por lo tanto, lo mejor es hacer una lista con lo que realmente vamos a utilizar y nada más, es decir, vamos a hacer un ejercicio de sobriedad tremendo; además tu marido ya te lo ha advertido y tus hijos mayores ya están hartos de carretear tu maleta, así que no más de 18 kg en la maletita, a ser posible de un color simpático con sus ruedecillas. ¡Buen viaje!


Mi matrimonio, de fiesta en fiesta