marzo 06, 2012

Inventos domésticos

En los tiempos difíciles en lo que vivimos, en todas las familias hay personas en el paro, desempleadas, con un horizonte negro. Todo ello crea en la imaginación una ofuscación y una niebla que producen desaliento, y ello conlleva a separaciones, a divorcios, a rupturas dolorosísimas, fruto más de la desesperación, del no saber qué hacer, ni a dónde agarrarse pues se vive de espaldas a Dios. En momentos destructivos de nuestra historia reciente, tanto en España como en Europa se han vivido periodos bélicos y de postguerras que han sumido a la población en la miseria y en la pobreza más profunda, y ahora sin armas, ni bombas ni trincheras nos quieren llevar al mismo pozo negro.

A pesar de los pesares, se salió de todo aquello, ¿por qué no vamos a salir ahora del embrollo económico en el que estamos? ¿Por qué no vamos a salir de esta crisis moral, de esta crisis de santos? El siglo XX fue un siglo de muerte y de mártires, pero también de muchos esfuerzos, sacrificios y de grandes inventos que han favorecido por generaciones y generaciones. Así que ahora, muy avanzado el siglo XXI, en lugar de pensar en imágenes apocalípticas, hemos de salir adelante inventando en casa lo que sea para mejorar el ambiente de familia, hay que poner ingenio en todo, con ilusión,  y siempre saldrá algo nuevo aunque no lo parezca…. ¿cómo hacían nuestras abuelas o bisabuelas una tortilla de patatas sin huevos y sin patatas en los tiempos del racionamiento de la guerra? Pues a eso me refiero.




Mi matrimonio, de fiesta en fiesta