septiembre 16, 2011

Sin complicaciones ni efectos especiales

Cuando el guión de una película da buenos resultados de taquilla, la industria cinematográfica nos ofrece nuevas versiones; y las vemos las dos, aunque sepamos cómo acaba, si mueren, o se matan o se aman… sobre todo si nos lo hemos pasado bien, o hemos llorado tan a gusto! o nos ha subido la adrenalina hasta límites muy altos. Estas dos películas que sugiero hoy, son de reírse, de esa comicidad cotidiana en la vida de las personas, obviamente con esa sobreactuación que solo pasa en el teatro o en el cine pero no en la vida real.

La primera versión ha sido la francesa “Bienvenidos al Norte”, y el remake es la italiana “Bienvenidos al Sur”. En ambos casos se trata de un empelado de correos que quiere cambiar de destino e irse a otra ciudad, como no lo consigue por la vía reglamentaria se inventa una patraña; le descubren, claro! y la sanción es enviarlo a un destino que no quiere nadie. Su esposa juega un papel secundario pero muy importante en paciencia y perdón. El nuevo destino que inicialmente parecía un horror, les hará ver y vivir una serie de valores humanos que hasta la fecha no tenían en cuenta. Los estilos son diferentes pues franceses e italianos son diferentes, sin embargo el buen humor no se diluye.

A pasarlo bien!

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta