marzo 29, 2017

¿Qué haremos en Semana Santa?

Con la agenda tan repleta de celebraciones cristianas unidas a las procesiones que en tantos lugares salen a la calle, si el tiempo lo permite, podemos planificar unos días que combine lo religioso con unos días de placidez y descanso. En los medios de comunicación y redes sociales nos están invitando a ir a la playa porque calienta el sol, porque se está estupendamente, porque hay montón de sitios para el tapeo, ir de fiesta y de buenos o buenísimos restaurantes, y picotear constantemente. Pero ¡Alerta! no dar a nuestro vientre una posición central en estos días. Bien está que nos divirtamos y comamos pero ¡con moderación, por favor! y que entre el desayuno y la hora de dormir hayan más cosas que comer, beber y machacar un poco más nuestra salud. 

Comer y beber mucho, y tumbarse al sol solamente, es mal asunto. Es mejor no tener que incluir en la maleta el almax, la sal de frutas, el bicarbonato, el primperan, en fin todo eso que sabemos que nos ayuda a digerir los atracones.

En la Semana Santa se puede ir de procesiones y participar en los oficios que se celebran en las iglesias católicas de todos los lugares. Mientras pasa la procesión, no solo nos sorprenderemos por la belleza de los Pasos, las imágenes, los cirios, las flores, los nazarenos, los cantos y saetas, los romanos, las antorchas, etc. sino que nos adentraremos en esos misterios y realidades de la Pasión y Cruz de Nuestro Señor Jesucristo, para llegar al Domingo de Pascua con la alegría del cristiano que sabe que la Resurrección es el centro de la doctrina cristiana.

Habrá quien no pueda salir de viaje, ni ir al pueblo donde está la familia o el sol, y deba quedarse en casa. No pasa nada. Ahí estaremos también.

¡Y Qué Dios Nos Perdone! (aunque es el título de una película que es de policías, española y está muy bien) es tan cierto como verdadero.


marzo 26, 2017

La agenda de nuestra Semana Santa

Es importante recordar que en 2017 la agenda de las celebraciones litúrgicas es la siguiente:

El 9 de abril es el Domingo de Ramos, es solemnidad y se celebran muchas misas.

El 13 de abril es Jueves Santo y solo se celebra una Eucarística, la misa de la Cena del Señor.

El 14 de abril es Viernes Santo, solo se celebra un Oficio de la Pasión de Jesucristo. Suele rezarse un Via Crucis por la mañana.

El 15 de abril es Sábado Santo, durante el día las iglesias católicas suelen estar cerradas hasta la noche en la que se celebra La Vigilia Pascual.

El 16 de abril es Domingo de Resurrección, es solemnidad y se celebran muchas misas.


Para participar en esos misterios hemos de comprobar fehacientemente los horarios de las misas y oficios pues cada iglesia lo celebra cuando lo estima conveniente, dentro de los márgenes establecidos. El Domingo de Ramos tiene horarios especiales pues la bendición de los ramos es antes de una misa, preferentemente por la mañana, pero hay iglesias que la bendición de los ramos también la repiten por la tarde.

marzo 19, 2017

Va de trampas


Me contaba un amigo que la unión de parejas de hecho, inscritas en un registro de un ayuntamiento no da garantía de nada, además pueden ser engañosas ya que pueden ser el subterfugio consistente en demostrar una unión, en un determinado momento ante un notario y comprar patrimonio con algunas ventajas (aparentes) por ser pareja, y, en especial, pareja de homosexuales o pareja de lesbianas. Como la ruptura de esas parejas se producía casi al día siguiente de la adquisición patrimonial, en adelante podía surgir la mayor desventaja con la que no contaban: Si uno de los miembros de la pareja, creada fraudulentamente, no pagaba la hipoteca, el banco iba al otro a cobrar, que ni se acordaba del nombre de aquella persona que, por unas horas, había sido su pareja.

Además de constituir un negocio a base de trampas que, como suele pasar acaban mal, también se engañaba a las estadísticas. De esta manera, aumentaron en algunos lugares el número de inscripciones de parejas de homosexuales o de lesbianas.


Ese subterfugio lo montaron algunos despabilados para ganar más dinero en la no tan lejana burbuja inmobiliaria. Y una piensa, ¿por qué de homosexuales o lesbianas? Muy sencillo porque ninguna de las personas que formaban las parejas de mujeres o las parejas de hombres se gustaban entre sí ni les interesaban las personas del mismo sexo. Tampoco se trataba de hacer un favor a un amigo. Simplemente eran del mismo sexo, con pene, en el caso de hombres, y con vulva en caso de mujeres, porque si hubieran sido de diferente sexo, alguno de los dos hubiera podido pedir o exigir su derecho de pernada. 

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta