mayo 26, 2016

Playas textiles, ¡por favor!

Aunque solo sea por vender, las empresas de moda se han puesto a la tarea de crear la tendencia del bañador completo para esta primavera y verano 2016, para lucirnos en nuestros tiempos de descanso y vacaciones.

Es de agradecer esta tendencia pues el cuerpo de la mujer, de cualquier edad o peso, va a presentarse más recogido, sin el cuelgue de las lorzas que se han colocado en nuestra cintura y no hay manera de reducirlas. Incluso las mujeres más altas y delgadas (eso que queremos ser casi todas) el bañador completo les hará realzar las curvas que definen ¡tanto! el cuerpo de la mujer. Además, en general, nos privaremos de ver tanta carne suelta que no apetece ver.

Es mejor que nos tapemos a que nos tapen voy repitiendo cada año en el blog en favor de las ¡playas textiles, por favor! Pues hay otra tendencia que es la de hacernos tapar el derecho a pensar libremente, a tener sentimientos propios, a que se respete la fe cristiana, es decir, a que no nos arranquen nuestras libertades.


Así que, de momento, vamos a lucir el bañador y nos pasearemos por la playa con pareos, vestiditos y sombreros, bien guapas, a pesar del peso o la edad. Y estaremos en alerta para saber defender nuestra fe, aunque vayamos vestidas con bañador, chancletas y un bello sombrero panamá.

mayo 23, 2016

Mejor, no me caso

El compromiso y entrega mutua, para toda la vida entre un hombre y una mujer en el matrimonio civil no está distanciado del mismo compromiso y entrega mutua, para toda la vida entre un hombre y una mujer en el matrimonio religioso, por ello los Estados confieren respeto a los matrimonios religiosos. 

Es necesario destacar que nos estamos refiriendo al acto mismo del compromiso del matrimonio que se hace en presencia pública, ante una autoridad civil, o ante Dios, bendecido por un diácono o un sacerdote, pues ambos compromisos, si son realmente profundos y perfectos, tienen siempre algo de sagrado. A pesar de las rupturas, el vínculo de justicia y amor dado persiste.

El compromiso es algo inmaterial como la propia voluntad, pero es lo que define la validez del matrimonio. En casos de nulidad y anulabilidades se estudia siempre el acto personal y único de la manifestación de ese , si fue con reservas, por ignorancia o a traición, es decir, a sabiendas que te casabas con la idea de divorciarte a lo más mínimo, dejándolo por escrito ante notario. Así que, es muy importante antes de embarcarse en el matrimonio, tener muy claro con quién te casas y porqué te casas, sabiendo que el compromiso conlleva entrega al otro por lo que el egoísmo, mi yo, se quedará fuera para siempre.


La opción para elegir marido o esposa no es la de vivir juntos y probar pues el amor a prueba siempre fracasa. Eso sí, hay que conocerse mucho, hay que respetarse mucho, hay que hablar mucho, y si es necesario y no lo has visto claro llegado el momento, antes del SÍ, se sale de la iglesia o del Ayuntamiento, y aquí paz y después gloria. Es mejor para el matrimonio y para cada uno de los cónyuges, iniciarlo con el auténtico convencimiento de entrega, de lo contrario lo que empieza mal, acaba peor. Aunque hayas pagado el banquete, el vestido, las invitaciones, ¡todo! Si en el fondo del corazón sensible hay una duda, un vacío al momento de casarse, adelante, pide perdón y anula la boda. Es evidente que se producirán decepciones, disgustos, llantos, miles de sentimientos chocarán entre sí, pero No pasa nada comparado con lo que podría pasar luego. 

mayo 08, 2016

¡Dáme un abrazo!

Ocurre que no a todas las personas de la familia les gusta que se les felicite en sus aniversarios de cumpleaños, de bodas, onomásticas, etc. pues pertenece a su esfera personal, a lo que llamaríamos sus cosas. No obstante, dejar los saludos, los reencuentros, los buenos gestos…. para los pésames, entierros, salitas de espera de las UCI, o para ocasiones que se presentan cada vez menos, como las bodas, bautizos, comuniones, es reducir el contacto entre familiares a la mínima esencia, socialmente aceptada. Pero, es evidente que para que exista un buen ambiente familiar, aquello que no le gusta al otro es mejor no hacerlo o no decirlo, para no resultar un ser fastidioso.

Quizá resulte extraño, incluso incomprensible, que no gusten las felicitaciones, pues felicitar a otro es, como mínimo, acordarse de él, y además para bien. No obstante, esas personas que huyen de estos pequeños detalles o no quieren darles importancia, son las que más necesitan de recuerdos, besos, abrazos, y detalles de cariño. Probablemente han tenido que endurecer su corazón para poder sobrevivir en el día a día. Y su corazón sensible que sufre, se ha encimentado de tal modo que sólo la caricia de Nuestra Madre del cielo es capaz de atravesar; los demás nos quedamos en el quicio de la puerta.

Así que es mejor, en la medida de lo posible, no desistir de felicitar por los aniversarios, las pascuas, los santos y otras fiestas, mientras no se sepa expresamente, que al destinatario no le gusta, pues en las desgracias ya nos veremos, pero con caras largas y tristes pues la ocasión no dará para más. 

Recordar que ser amable es una obra de misericordia, y hay que empezar a serlo en la familia.


¡Felicidades! si hoy celebras algo, y todavía no te han dicho nada los que tú quieres en el fondo de tu corazón.

mayo 01, 2016

La Misericordia en el Matrimonio

Es el título de la charla que ofrecí en la sala de actos de la Iglesia de Santa María de Montalegre de Barcelona. Aquí tenéis el link:

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta