diciembre 14, 2015

Preparando Navidad

Aquí estamos los blogueros cristianos para hacer de Pepito Grillo: la Navidad es Dios con Nosotros
La agitación de las compras y los preparativos nos puede hacer olvidar lo qué es realmente la Navidad: Es la primera venida del Jesús.  Hay que celebrar la Navidad, sus fiestas, según costumbres y culturas, y teniendo en cuenta las posibilidades de cada familia. Lo importante no es comprar el mejor regalo, o el más caro, o el más deseado, sino el hacer un belén en nuestro corazón y transformarlo en amor a Dios y a los demás.

Si nos empeñamos en estos pocos días que quedan del Adviento, lo conseguiremos, pues lo primero es ver la esencia de la Navidad y luego las cosas que la rodean, cada vez con más insistencia. Después, ya nos podemos lazar a la vorágine de las compras y los preparativos, pero siempre con moderación.


¿Hemos decorado nuestra casa? Y ¿La puerta dando la bienvenida a la Navidad a los vecinos, familiares y amigos? ¿Hemos diseñados los menús de los días que tenemos familia en casa? …

 ¿Hemos puesto un belén, aunque sea chiquitito? Hay que recordar que el belén es algo muy nuestro y muy cristiano, una costumbre cristiana que se inició en la Edad Media, ideada por san Francisco de Asís. Además es una actividad para todos los miembros de la familia.

En fin ¡mucho trabajo! Sobre todo, para nosotras, pero intentaremos llevarlo con alegría y buen humor. 

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta