diciembre 23, 2015

Amor en medio de las bombas

Aún en medio de la guerra, el amor y la pasión no se dan tregua. Desde que existe la humanidad la crudeza de la guerra ha estado presente. Por ello la fotografía* me ha atrapado, sobre todo por la cara de felicidad de los novios y los contrastes. Las ruinas es el entorno que les rodea en ese momento, no son nada más, pues tienen por delante una vida de esperanza que no les permite pararse. 

Esa esperanza es la misma para cada uno de nosotros, a pesar de los problemas que tengamos, y que serán más llevaderos si ponemos una sonrisa, en lugar de poner cara de vinagre.

Es importante que practicar el dialogo porque para peleas, conflictos, contiendas… nos apuntamos enseguida. Hemos de empezar en el núcleo mismo del matrimonio: escuchar y hablar, sobre todo ¡mucho sofá!, como en el noviazgo. Si se sabe dialogar en casa, se sabrá vivir en sociedad.


*Una pareja de novios kurda haciéndose fotos junto a las ruinas de Kobane, el pasado 23 de octubre. (© Rodi Said / Reuters - Reuters)

La Vanguardia digital de 21-12-2015

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta