Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

Raíces cristianas

El resultado de los comicios europeos se podría leer, no solamente en clave política y económica, sino también desde un punto de vista sobrenatural. Como han dicho algunos medios, el seísmo europeo puede ser preocupante para el mantenimiento de la Unión Europea, pues las nuevas políticas neonazis, antisistema, las de extrema derecha, las de extrema izquierda, etc. pueden hacer tambalear esta Europa unida, tan deseada por los europeístas. Sin embargo, la otra lectura que podemos hacer, es que se ha producido un avance de las ideologías alejadas de Dios, así como de las políticas en contra de la familia natural, pues la consolidación de las políticas abortistas y de destrucción del Matrimonio como unión entre un hombre y una mujer, es más que un hecho. Es historia constatada que san Pablo, en el año 50 después de Cristo, entró por primera vez en los territorios que hoy conforman Europa, iniciando así la evangelización. De este modo, nacieron las raíces cristianas europeas, y de siglos y …

Esposos y santos

Leer la vida de los santos ensancha la vida interior pues al leer las biografías de personas que hacen una vida, muchas veces aparentemente normal, pero que la  llevan con la alegría de quien se sabe hijo de Dios, te expande el alma. En esta andadura, ellos también escogieron el Matrimonio. En él y por medio de él se santificaron pues la santidad es una llamada universal, es decir, todos estamos llamados a seguir a Cristo, y el Matrimonio puede ser también un camino.
En el libro que os presento  Esposos y santos,  Ludmila Grygel y Stanislaw Grygel nos explican la vida de 10 matrimonios, algunos de ellos muy conocidos y referidos en este blog, sin olvidar al Matrimonio santo por excelencia, el de santa María y san José.
Raïsa y Jacques Maritain, Luigi y Maria Beltrame Quattrocchi, Gianna Beretta Molla y Pietro Molla, Franz y Franziska Jägerstäter, Wiktoria y Jósef Ulma, Giovanni Cheddo y Rosetta Franzi, Louis Martin y Zélie Guérin, Beata Victoria Rasoamanarivo, Juan Yu Jung-Cheol y Lutga…

Diálogos maternales

Como si la Virgen me hablase a mí, con la misma dulzura, oigo las palabras que Ella le dirigió a san Juan Diego, en el año 1531, cuando le pidió que hablase con el obispo del lugar para erigir allí, en el plano, un templo. En aquellas fechas, Juan Diego era viudo pues dos años antes de las apariciones de la Virgen, su esposa, María Lucía, había fallecido. Gracias a la misión evangelizadora de los franciscanos por aquellas tierras, Juan Diego y María Lucía que convivían juntos y eran padres la familia, fueron bautizados y se casaron en santo Matrimonio.
Y tal como lo pidió la Virgen, allí se erigió la basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, en el cerro de Tepeyac, que conforma la sierra de Guadalupe, en México, siendo hoy el santuario más visitado de todo el mundo mundial, al que acuden millones de personas cada año. Y me repite:
Juan Dieguito, hijo mío, el más pequeño, no se turbe tu corazón. ¿No estoy aquí yo que soy tu madre? ¿No soy la fuente de tu alegría?
¿No estás en el hueco de …

El amor es nuestra misión

De esta manera comienza el lema del próximo VIII Encuentro Mundial de las Familias que se celebrará en el mes de septiembre del año 2015, en Filadelfia. Y concluye: La familia siempre viva. El mensaje dice tantas cosas que hasta resulta emocionante ponerse a pensar en el gran todo que significa el mandato del amor, el de la caridad, instituido por Jesucristo en el Jueves Santo, previo a su pasión y crucifixión.
Es alentador interiorizar y a la vez constatar que el Matrimonio y la familia pueden y podrán sobrevivir gracias al amor mutuo, dado y recibido por los cónyuges y por todos los miembros de la familia. No nos cansaremos de insistir en ello, aunque realmente podamos sentirnos agotados en el empeño particular por mantener siempre viva la familia porque nuestra misión en el Matrimonio y la familia sea el amor, y aun así, no sepamos darlo o no sepamos reconocerlo cuando nos lo dan. Sin embargo, ese cansancio y ese desgaste es el camino más directo al Amor por antonomasia, al amor de …

La mujer honrada

El emperador Julio Cesar nació 100 años antes de Cristo, fue un gran militar y político de su tiempo. Se casó con Pompeya. Ella debía ser bellísima y más de un varón la deseó poseer. Uno de ellos se obsesionó de tal manera que arguyó el modo de yacer con ella. Así, en los ritos que organizó Pompeya con ocasión de los actos que se iban a celebrar en el año 62 antes de Cristo, y en el que solamente podían participar mujeres, Publio Clodio Pulcro, un joven líder, demagogo y conocido por sus malas artes, se disfrazó de mujer para poder entrar en las fiestas con el solo propósito de saciar su lascivo deseo con Pompeya.

Julio Cesar conoció los hechos y consideró que esa treta era un sacrilegio. Todo ello derivó en la celebración de un juicio de divorcio, declarando en público que él no consideraba a Pompeya responsable de lo que había ocurrido, pero la frase que dictó a continuación pasó a la historia y todavía se sigue utilizando, aunque con un significado más amplio:
La mujer de César no s…

Gracias, esposo

Dedicado a nuestros maridos: Hace pocos días miraba a mi cónyuge, dormido plácidamente en el sofá por la tarde y sentía emociones distintas, que, en realidad, no eran más que aquellas que las vivencias en común han ido depositando en mi interior. Y pensaba: ¡cómo pasa el tiempo! Y él sigue siendo el mismo, con sus mismas cosas, con sus tics de siempre….pero ¡míralo! Está aquí, a mi lado, uno y otro día, desde hace más de 35 años y para él yo soy única. A pesar de mis propios tics, de mis propias cosas, a pesar de mí misma. Y ¡con qué ligereza contemplo este hecho sin darle más importancia! Cuando realmente la tiene toda. ¿Dónde encontraría yo una compañía tan constante, una fidelidad sin sombras, un dar por supuesto que “contigo hasta el fin del mundo”? ¿Con quién podría yo discutir de lo divino y de lo humano, hasta cansarnos de querer tener razón los dos y dejarlo con un abrazo, sin darle más importancia? ¿Quién estaría más compenetrado conmigo que hasta creería firmemente que mis ideas la…

Bajó para vernos

Hoy, 13 de mayo 2014, celebramos unos de esos días maravillosos en los que nuestra Madre quiso anidar en nuestro corazón. Ella bajó de los cielos para vernos, el 13 de mayo de 1917 y vio a tres pastorcitos en la Cova da Íria, de la parroquia de Fátima. Luego se apareció en otras ocasiones; la última fue el 13 de octubre y se apareció a 70000 peregrinos, congregados en los campos cercanos a las pequeñas poblaciones de Ajustrel y de Fátima, a 116 kilómetros de Lisboa. Desde entonces no han dejado de acudir peregrinos al santuario que se erigió y que luego con los años ha ido creciendo, pues constantemente se llena de miles de fieles que van a ponerse en manos de la Virgen pidiéndole bienes de salud, materiales y espirituales; rezando por ellos mismos, por sus familias; por la Iglesia, por el Papa; por ti, por mi…
El relato de las apariciones de la Virgen de Fátima a los tres pastorcitos es conmovedor, tanto por el amor y el cariño de nuestra Madre del cielo, como por la humildad de aque…

70 años casados

El Matrimonio duradero da salud a los cónyuges, a sus hijos, a toda la familia, y revierte en el bien común de la sociedad. En la complementariedad que existe, o debería existir, en el Matrimonio se desarrolla un crecimiento individual y, a la vez, compartido que favorece la prolongación de la vida de cada uno de los dos cónyuges, insisto, de los dos, pues entendemos que el Matrimonio se establece entre dos personas, una mujer y un varón. Huelga decir que no hablamos de matrimonios poligámicos. En esta simbiosis, fusión y unión, los Matrimonios se hacen longevos, tanto que cuando uno de los dos fallece pueda darse el caso que el que sobrevive no lo esté por mucho tiempo, pues el uno sin el otro no puede sobrevivir, como algo natural.

Así lo hemos leído en una noticia publicada en Religión y Libertad  que nos ha llevado a confirmar, nuevamente, lo que las estadísticas, los estudios, y los estudiosos nos han dicho muchas veces, pero que a los divorcistas les cuesta mucho creerlo.
En 70 añ…

Te quiero, mamá

En el primer domingo de mayo se celebra en muchos países del mundo el Día Internacional de la Madre. Parece que este año resuena mucho más, a pesar de vivir en un ambiente abortista y de negación a la maternidad. Se dice que los antiguos griegos ya lo celebraban y también en el imperio romano, y así sucesivamente hasta nuestros tiempos. Los católicos en España, celebrábamos esta fiesta, en el siglo XX, el día 8 de diciembre, día de la solemnidad de la Inmaculada Concepción de María. Luego la fiesta se movió al mes de mayo pues es el mes dedicado por excelencia a Nuestra Madre del cielo.

Si gozamos de la suerte de tener cerca a nuestra madre, podríamos abrazarla con un fuerte beso y darle gracias. A la Virgen Nuestra Señora, sobre todo en este nuevo mes de mayo, podríamos pedirle mucha ayuda, pues aunque nos olvidemos de ella, Ella jamás se olvida de nosotros. Y a las dos les diremos: Te quiero, mamá.

¿Libro o libras?

En cierta ocasión, con una señora que conozco desde hace muchos años y a la que quiero muchísimo, salí una tarde a tomar un café. Me comentó su plan diario.

Ella había dejado de trabajar cuando se casó para dedicarse a su marido y a su familia, lo cual está muy bien, pues fue una decisión del matrimonio y de común acuerdo, tal cual se han de hacer las cosas. Sin embargo dada su posición económica y al haber tenido sólo dos hijos, su horario era muy holgado y prácticamente podía hacer lo que le daba la gana. Así que, me explicó, cada tarde salía con un grupo de amigas diferente, o bien hacía muchos cursos cortos de formación, o se iba de compras, a la peluquería... etc... En definitiva tenía todas las mañanas y las tardes ocupadas de lunes a viernes, ya que además disponía de asistenta del hogar y tenía que darle órdenes. Lo más divertido de todo es que a pesar de tratarse de actividades agradables, lúdicas y personalísimas, su agitación era tal que una tarde a la semana, me confesó, q…