Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

Matrimonios a los altares

Desde que el Concilio Vaticano II (1965) definió que la santidad era una llamada universal para todos los cristianos del mundo, con independencia de su origen o condición, se van abriendo causas de canonización de matrimonios, ya que a lo largo de su vida conyugal ambos cónyuges han elevado su matrimonio a la santidad, viviendo las virtudes cristianas a un nivel heroico. Así hemos visto como los padres de santa Teresita de Lisieux, Luis y Celine Martin, fueron beatificados por el santo padre Benedicto XVI en el año 2008.

Ahora están camino de los altares, entre otros, dos matrimonios españoles. Por un lado, el matrimonio de Tomás Alvira y Paquita Domínguez. Se casaron en el año 1939, tuvieron 9 hijos, y padecieron dolorosas enfermedades al final de sus vidas; él falleció en 1992 y ella en 1994. Los colaboradores de este blog les tenemos un especial afecto. 


Otro matrimonio estupendo es el de Manuel Casesnoves y Adela Soldevila. También tuvieron 9 hijos, y además acogieron a dos sobrino…

Sí que trae cuenta casarse

Hemos escuchado en la santa misa del día 16 de agosto, el pasaje del evangelio de san Mateo 19, 3-12, que está dedicado, de una manera específica, al matrimonio y al divorcio. Es el siguiente:
“En aquel tiempo se acercaron a Jesús unos fariseos y le preguntaron, para ponerlo a prueba: ¿Es lícito a uno despedir a su mujer por cualquier motivo? 

Él respondió: -¿No habéis leído que el Creador, en el principio, los creó hombre y mujer, y dijo: Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, y unirá a su mujer y serán los dos una sola carne? De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Pues lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre. 

Ellos insistieron: ¿Y por qué mandó Moisés darle acta de repudio y divorciarse? 

Él les contestó: Por lo tercos que sois os permitió Moisés divorciaros de vuestras mujeres; pero al principio, no era así. Ahora os digo yo que, si uno se divorcia de su mujer –no hablo de impureza- y se casa con otra, comete adulterio. 

Los discípulos le replicaron: Si…

Playas textiles

Cada verano abordo el tema del bañador playero, los pareos, los pañuelos y las pamelas, pues se lucen demasiadas carnes al sol. No es bueno para la memoria de la piel, por las consecuencias graves que se suceden a las quemaduras solares, año tras año, y no es bueno para la moral personal ni social la visión y visualización posterior de los cuerpos al aire. No obstante, este año por las imágenes diarias que los medios televisivos nos han brindado en aras de lo bien que va el turismo en España, se ven más bikinis y empiezan a verse bañadores. Sin duda el cuerpo femenino enfundado en un bañador completo resulta más atractivo, sensual y estiliza más su figura. Se trata de disfrutar de la playa, la piscina, las zonas variadas de baño, sin molestar a nadie. Ni siquiera a uno mismo. Pasear rompiendo las olas en las piernas, jugar a pelota en pareja en la orilla del mar, jugar a voleibol en la parte superior de la playa, ir en patinete acuático, o navegar en un yate, son actividades muy propi…

Y se casaron

El Ritual del Matrimonio del libro litúrgico de la Iglesia católica se utiliza para consagrar el amor matrimonial de hombre y mujer. En el libro podemos encontrar la siguiente oración. Os propongo que en los nombres pongáis el de vuestro esposo, o en su caso, el de vuestra esposa, así lo he hecho yo.


Señor, Dios nuestro, creador del universo y de todo lo que vive, tú has hecho al hombre y a la mujer a tu semejanza, y para asociarlos a tu obra de amor, les has dado un corazón capaz de amar.

Tú has querido que hoy, en esta iglesia, Isabelita y Joan unan sus vidas. Tú quieres que ahora construyan su propio hogar, que busquen amarse cada día más, siguiendo el ejemplo de Cristo, que amó a los hombres hasta morir en una cruz. Bendice, protege y fortifica el amor de estos nuevos esposos: que su amor mutuo sostenga su fidelidad, les haga felices y les haga descubrir en Cristo el gozo del don total a quien se ama. Que su amor, semejante a tu amor, Señor, sea para ellos una fuente de vida que les m…

Menos cama y más sofá

El noviazgo es un período de aprendizaje muy importante para llegar al matrimonio con conocimiento de causa, pues se trata de que los novios hablen mucho, se conozcan realmente cómo son y de qué son o no capaces de hacer, decir, pensar, amar... También hay que saber las enfermedades que se padecen para que luego no se tenga que proceder a la nulidad del vínculo por engaño. Todo lo posible hay que conocerlo en ese periodo. Para un católico, además, es preciso conocer si por parte del otro, va haber impedimento por el hecho de practicar las normas de piedad y de ir a misa como mínimo todos los domingos, el estar abiertos a la vida, y a cuidar y educar a los hijos cristianamente. Una vez casados, no tiene que haber sorpresas raras, desde luego habrá cambios, muchos cambios, empeoramientos de carácter, luchas diarias por la práctica de la convivencia, sorpresas de enfermedades nuevas hasta la fecha, trastornos, etc.

Si en el noviazgo se sabe que él o ella no quiere tener hijos, por el hech…

La fiesta universal de María

En el día que se celebra la Asunción de la Santísima Virgen María, en cuerpo y alma a los cielos, felicitamos a todas las María, Mary, Marie, Mireia, Mireya, Meritxell, Alba, Mariona….Asunción, Asun, Asumpta.. y en todos los idiomas que no hemos citado.Es la fiesta de Nuestra Señora por antonomasia y la Iglesia católica la celebra en toda su solemnidad por lo que para los católicos, estemos donde estemos, y sea o no fiesta laborable donde vivamos, es día de precepto.
Podríamos recordar de nuevo una bella oración de san Bernardo y que conocemos con el nombre de Acordaos. Sin embargo de este santo podemos referir otra oración, menos conocida pero muy suplicante para aquellos momentos difíciles, de caídas, de tentaciones, de torpezas, circunstancias en la que Nuestra Madre del cielo nunca falla a nuestro reclamo.

¡Mira a la Estrella, invoca a María!
"¡Oh tú que te sientes lejos de la tierra firme, arrastrado por las olas de este mundo, en medio de las borrascas y de las tempestades, …

Ama y haz lo que quieras

Ocurre que el mandamiento de la caridad,  el único que reúne todos los demás, al ser más completo y a la vez más amplio, es el que cuesta más de ejercer. ¿Amar? Sí! yo amo, me digo  ¿O realmente, primero, me amo a mi misma? En la relación matrimonial se sospesan siempre el querer de dos; y nunca el amor dado por uno y por la otra están en igualdad de resultados. Pero no hay que preocuparse, no hay que medir, pesar ni contar, hay que amar y luego hacer lo que quieras, como decía san Agustín. Este santo tan actual a pesar de ser del siglo IV, siempre me subyuga a cada cosa que leo. Y no es baladí nada de lo que dejó escrito. Fue educado como cristiano gracias a su madre implorante, pero vivió, hasta su conversión, como un hombre de su tiempo, en el que era normal, si pertenecías a esa clase social de hombres de oratoria y derecho, que vivieras una vida disipada, frívola y en cohabitación con una mujer, es decir sin casarse. 

Pero, a pesar de ello, san Agustín siempre estuvo en la lucha d…

Parental guidance

Hemos visto una película amena y divertida, al estilo americano de siempre, en la que se trasmiten valores familiares que se pueden poner en práctica en todas las familias. En España ha sido titulada como “Abuelos al poder” pero su nombre original es “Parental guidance” (La supervisión de los padres). Billy Cristal y Bette Midler, actores muy conocidos de este género, interpretan a un matrimonio, con sus cosas y manías, y que son  los abuelos de dos niños y una niña de una hija de ambos. Pero se da el caso de que apenas conocen a esos nietos pues han tenido poca relación con ellos. La hija desconfía mucho de sus padres porque tienen sus propios métodos educativos, y por ser mayores, creen que esos métodos son antiguos. Sin embargo tiene que claudicar porque ha de irse de viaje con su marido. 

Efectivamente el caos doméstico que crean estos abuelos es muy divertido, visto desde fuera. A pesar de ello, su naturalidad y la comprensión que desarrollan con los nietos, les ayuda a resolver a…

Vamos de celebración!

Habitualmente podemos descubrir que en nuestro día a día tenemos muchas cosas que celebrar, aunque haya temporadas y rachas de problemas que absorben cualquier motivo de celebración. Pero puestos a celebrar, hoy vamos a celebrar el aniversario de nuestra boda. Podemos hacerlo de una forma testimonial, es decir, que las personas de nuestro alrededor se enteren de que se puede celebrar un año más de vida conyugal. 

No hay que esperar a los 25 años de matrimonio y celebrar las Bodas de Plata; o las de Oro, al cabo de 50 años de matrimonio, que si Dios nos ha dado la vida hasta esa fecha, estaremos tan achacosos y sordos que la celebración la tendrán que preparar nuestros niestos. Así que el aniversario del matrimonio se puede hacer cada año, no importa la cifra que celebres. ¿Podríamos imitar a esas jóvenes parejas en el matrimonio que incluso           celebran el “cumplemes”…..? Qué dulces!

Para preparar la celebración del aniversario de nuestro matrimonio, si nos hemos casado por la Igl…

Con los ojos de Jesús

Celebramos hoy la advocación de la Virgen Santísima, Nuestra Señora de los Ángeles, y celebran su onomástica las Maria Ángeles, Angelita, Angelines..... Muchas felicidades a todas.
El culto originario proviene de Getafe (Madrid-España). La primera imagen se encontró en Costa Rica en el año 1636 por lo que se estima que su origen es muy antiguo, y que fue llevada a América por los descubridores españoles. Es pues patrona de Costa Rica y fue declarada Patrona de las Américas por el beato Juan Pablo II.
Y como seguimos en el Año de la Fe, es una buena ocasión para pedir la fe a la Virgen, rezando la oración del Papa Francisco, con la que cierra, con broche de oro, su primera encíclica Lumen Fidei de 29 de junio de 2013: Nos dirigimos en oración a María, madre de la Iglesia y madre de nuestra fe. ¡Madre, ayuda nuestra fe! Abre nuestro oído a la Palabra, para que reconozcamos la voz de Dios y su llamada. Aviva en nosotros el deseo de seguir sus pasos, saliendo de nuestra tierra y confiando en …