julio 13, 2013

En nombre de la familia

La República de Croacia como la conocemos hoy se independizó de Yugoslavia en 1991 y su población de más de 4 millones de habitantes actualmente es católica. En este sentido, y a pesar de que en el año 2003 se legalizó el matrimonio entre las personas del mismo sexo, según recoge su constitución, en Croacia ha surgido un movimiento católico, “En nombre de la familia”, que ha promovido una recogida de firmas para ser presentadas ante su parlamento con el fin de que promueva un referéndum para que se reconozca que el matrimonio es la unión de un hombre con una mujer. A finales de este mes mayo un gran número de católicos por todo el país han recogido 710.000 firmas para un referéndum que será vinculante. 

Téngase en cuenta que el número de croatas que viven en Croacia es de 4,29 millones así que el interés ha sido muy importante, cosa que también ha producido severas reacciones por los detractores. Pero en cualquier caso el movimiento referido es democrático y Croacia decidirá libremente si definitivamente se convoca el referéndum. Esta decisión la conoceremos en  los próximos días. Hay que recordar que las uniones entre homosexuales son siempre diferentes a las uniones heterosexuales, ni sus fines ni sus intereses son los mismos. Hay que considerar cada unión en su diferencia.


Mi matrimonio, de fiesta en fiesta