mayo 02, 2013

El Matrimonio, un cimiento sólido


Hablemos de cosas serias, ¿con quién casamos a Eugenia Grandet?. A colación de esta ocurrente frase de Balzac, el poeta y escritor Enrique García-Máiquez desgrana la ocurrencia hasta conclusiones como que Balzac pudo estar dando una lección de política aplicada :“No existe institución más importante para el sostenimiento de la República que la familia y su núcleo, el matrimonio. Si queremos un país sólido y pacífico, construyámoslo sobre matrimonios –en la medida de nuestras posibilidades- firmes y felices”. *

Sin entrar a discutir, ni por asomo, si fue en esto u otra cosa, en lo que se inspiró Balzac para dar ese tipo de lección, me parece, sin embargo, una conclusión que para hoy sería revolucionaria, y encendería una gran polémica, y no de novela sino real. Si construyésemos la sociedad con los cimientos de los matrimonios, supondría un cambio en el sistema económico pues el actual se sostiene sobre palillos o junquillos. Téngase en cuenta que las cifras de las familias monoparentales y/o desestructuradas van en aumento, así como los divorcios y las rupturas de parejas establecidas sin compromisos. Y el número de matrimonios consolidados no responde a un cimiento sólido, hoy por hoy, en la sociedad de la globalización. Hoy la sociedad se sostiene a base de múltiples esfuerzos, a veces demasiado aislados y estériles. 

Si alguien sigue creyendo que un gobierno puede caer debido a la presión de manifestaciones violentas o no, ante el Congreso de los Diputados en Madrid o ante los domicilios particulares de gente con aparente poder, está equivocado, realmente quien cambiará el sistema, la política, la sociedad, será y es la familia pues siempre ha sido generadora de riqueza y prosperidad a lo largo de la historia de toda la humanidad.

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta