marzo 31, 2013

Todo el Magisterio sobre el Matrimonio y Familia


Hemos incorporado una nueva web muy interesante: ENCHIRIDION FAMILIAE. Recoge todo el Magisterio pontificio y conciliar sobre el Matrimonio y Familia. Se presentan de la siguiente manera: 

Veinte siglos de Doctrina y Pensamiento cristiano acerca de la sexualidad, el amor, el matrimonio y la familia indexados exhaustivamente. El más profundo y exhaustivo estudio realizado sobre esta materia hasta la fecha. Permanentemente actualizado”


¡Felices Pascuas a todos!


El que no cree en la Resurrección del Señor no es cristiano, o dicho de otra manera, el sello del cristiano es su fe y goce ante la Resurrección del Señor, pues son conceptos inseparables entre si. 

Por eso podemos decir con júbilo: ¡Alégrese el cielo, goce la tierra! 

"Este día ha brillado para nosotros con el resplandor del sepulcro más que si resplandeciera con el sol. Oh luz bella, has revestido de súbita claridad a los que vivían en tinieblas y sombras de muerte. Porque al descender Cristo a los infiernos, su eterna noche ha resplandecido inmediatamente y han cesado los lamentos de los afligidos.”*

* Eusebio El Galicano. Siglo V,  monje y obispo.

marzo 28, 2013

La Semana Santa al cine


Desde hace muchos años, las cadenas de televisión tienen resuelta la programación de la Semana Santa colocando películas relativas al Antiguo Testamento y al Nuevo Testamento, en especial a la pasión, crucifixión, muerte y resurrección de Jesucristo, así como las procesiones y las retransmisiones desde Roma y el Vaticano. Es de agradecer la encomiable labor por darle a la comunicación un ambiente cristiano.

No obstante, no todas las películas son esencialmente católicas, pues el cine más reciente puede tener una tendencia protestante, o en el mejor de los casos, ecuménica, es decir, sin resaltar aquellas cuestiones en las que pueda haber diferencias entre les confesiones cristianas.

Por ejemplo, el nacimiento del Señor, en el portal de Belén fue de luz, sin dolor; la visión de algunas confesiones protestantes es que Nuestra Señora, la Virgen Santísima, no era virgen y parió con dolor, pues no creen en la encarnación por medio del Espíritu Santo, y en consecuencia no creen en la bellísima castidad de san José. Tampoco creen en la Eucaristía, por eso vemos las celebraciones de algunas confesiones protestantes basadas siempre en la Liturgia de la Palabra y los cantos.

Así que viendo películas, tan variadas, podemos observar diferencias que hasta incluso nos puedan sorprender. A pesar de las diferencias, hemos de  seguir rezando por la unión de los cristianos pues es una especie de vergüenza que estemos desunidos

Las películas más recomendables y que un experto en cine católico recomendaría son: "Gólgota", "La Pasión de Cristo", "Ben Hur", "Barrabás" y "La túnica sagrada". Con la ayuda de las imágenes cinematográficas y de nuestra imaginación para ser un personaje más, la lectura que hagamos del Evangelio nos iluminará. No hay que olvidar, por ejemplo, lo que ya se dijo en su pre estreno, que la película La Pasión de Cristo de Mel Gibson, el beato Juan Pablo II la aplaudió en ese sentido. Por eso no nos ha de extrañar que algunos sacerdotes en homilías y meditaciones nos la hayan recomendado.

marzo 25, 2013

El valor sagrado del Matrimonio


 A lo largo del Antiguo Testamento hay muchas referencias al amor entre el esposo y la esposa, y el júbilo de ambos, pues en los textos de la revelación de Dios a su pueblo de Israel, Dios, al establecer su Alianza, la asimila para la comprensión de los hombres, a la alianza de un hombre con su mujer. En ese sentido, en el Nuevo Testamento ocurre que la alianza es la que se establece por medio de Cristo, el esposo, con su Iglesia, la esposa.

Esta esponsabilidad entre Dios y su pueblo, entre Cristo y su Iglesia, hace elevar el aspecto sobrenatural de la esponsabilidad de un hombre con una mujer, por lo que puede decirse que el lecho en el que yacen los esposos es sagrado, como un altar bendecido para llevar a cabo lo divino, el don de la participación en la creación. 

Por ello el Matrimonio cristiano, el que se celebra ante Dios y por los esposos, tiene un valor sagrado, de unidad y  de indisolubilidad. Todo ello va más allá  de todo aquello que conocemos como estrictamente humano, familiar y doméstico, pero son aspectos todos ellos inseparables entre sí, y forman el Matrimonio.

A la luz de la revelación de Dios, a través de los cantos de los Salmos de David, podemos entender cómo se une la naturaleza con el  esposo, la esposa y el mismo Dios. El valor poético de los Salmos es innegable por siglos sin término, de indescriptible belleza, de sabor que deleita una y otra vez, y más aún cuanto más se lee porque te adentras más y más en el conocimiento de Dios, al que amas por encima de todas las cosas.

Salmo 18 A (19 2-7)

El cielo proclama la gloria de Dios,
el firmamento pregona la obra de sus manos:
el día al día le pasa el mensaje,
la noche a la noche se lo susurra.

Sin que hablen, sin que pronuncien,
sin que resuene su voz,
a toda la tierra alcanza su pregón
y hasta los límites del orbe su lenguaje.

Allí le ha puesto su tienda al sol:
él sale como su esposo de su alcoba,
contento como un héroe, a recorrer su camino

Asoma por un extremo del cielo,
y su órbita llega al otro extremo:
nada se libra de su calor.

marzo 20, 2013

La alegría del Domingo de Ramos


El próximo domingo, día 24 de marzo, se celebrará litúrgicamente el Domingo de Ramos, día en el que se rememora la entrada de Jesús en Jerusalén, prefacio de la semana de su pasión, crucifixión y muerte, tal como leeremos y escucharemos a lo largo de la celebración de la santa misa. Es una fiesta en la que tradicionalmente se reúnen las familias de tal manera que tanto creyentes como no creyentes acuden a los templos con palmas, palmones y ramos de árboles propios de cada lugar, para aclamar al Señor. Es un día de júbilo en el que los no creyentes participan incluso de forma activa sin conocer del todo bien el gran mensaje de fe que todo ello significa. Sin embargo, como ha dicho recientemente el Papa Francisco, tanto los creyentes como los que no creen, somos y son todos hijos de Dios.


Será un día en el que si tenemos la gran providencia de tener cerca a nuestro marido, hijos, nietos, y otros familiares, pienso que nos hará mucha ilusión esmerarnos en preparar el almuerzo, dentro de la sobriedad que merece el preludio a la semana santa, pero intentando complacer los gustos de unos y de otras para hacer felices a todos en un día tan bonito. Adornaremos la mesa y el comedor con flores pues la explosión de la primavera ha empezado hoy, y llenaremos de alegría nuestro corazón pues a nuestros hijos siempre hay que dejarles las puertas abiertas para que vayan a casa de sus padres sin temores, que en la medida de lo posible gocen de un hogar familiar luminoso y alegre por el buen ambiente en el que se vive, sin discusiones y sin tensiones absurdas.

Y a modo de recuerdo infantil, cuando yo era pequeña era muy típico que en el día de Ramos se estrenará un vestido o alguna pieza de ropa de primavera, una chaquetilla, un sombrerito, algo de fiesta para llevar los domingos. Claro! que de entonces ahora han pasado muchos años, así que es probable que con el cambio climático en lugar de gozar de un día un poquito caluroso, llueva o haga frío. En cualquier caso, podremos estrenar algo: un nuevo corazón lleno de generosidad.

*En la foto: la entrada a Jerusalén, en Tierra Santa (Israel)


marzo 17, 2013

Rezas por el matrimonio?


Corre por las redes sociales una oración del santo padre Francisco con la que nos invita a rezar por muchísimas personas: cercanas, altas, pequeñas.....débiles, entre ellas, los Matrimonios, y por ti mismo!. 

La llama  UNA ORACIÓN EN CADA DEDO:

1. El pulgar es el más cercano a ti. Así que empieza orando por quienes están más cerca de ti. Son las personas más fáciles de recordar. Orar por nuestros seres queridos es "una dulce obligación"

2. El siguiente dedo es el índice. Ora por quienes enseñan, instruyen y sanan. Esto incluye a los maestros, profesores, médicos y sacerdotes. Ellos necesitan apoyo y sabiduría para indicar la dirección correcta a los demás. Tenlos siempre presentes en tus oraciones.

3. El siguiente dedo es el más alto. Nos recuerda a nuestros líderes. Ora por el presidente, los congresistas, los empresarios y los gerentes. Estas personas dirigen los destinos de nuestra patria y guían a la opinión pública...Necesitan la guía de Dios.

4. El cuarto dedo es nuestro dedo anular. Aunque a muchos les sorprenda, es nuestro dedo más débil, como te lo puede decir cualquier profesor de piano. Debe recordarnos orar por los más débiles, con muchos problemas o postrados por las enfermedades. Necesitan tus oraciones de día y de noche. Nunca será demasiado lo que ores por ellos. También debe invitarnos a orar por los matrimonios.

5. Y por último está nuestro dedo meñique, el más pequeño de todos los dedos, que es como debemos vernos ante Dios y los demás. Como dice la Biblia "los últimos serán los primeros". Tu meñique debe recordarte orar por ti... Cuando ya hayas orado por los otros cuatro grupos verás tus propias necesidades en la perspectiva correcta, y podrás orar mejor por las tuyas.

Papa Francisco

El matrimonio natural desprotegido


Recientemente en España, y haciendo uso de la libertad de conciencia, el Ministro del Interior, señor Jorge Fernández Díaz ha expresado públicamente lo que muchos católicos también manifestamos, motivo por el cual  el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, manifestó el día 5 de marzo de 2013, que el reconocimiento del matrimonio homosexual en España ha dado un paso atrás, al no garantizar por ley, la especificidad de la unión conyugal entre «esposo y esposa, entre padre y madre».

Parece que venimos diciendo esto en repetidas ocasiones pero lo que parece evidente también es que cuando lo expresamos no tengamos derecho a hacerlo, haciendo uso de nuestra libertad de expresión y de conciencia. Así que a pesar del spam que va a recibir este blog, torpedeado diariamente con un bucle asqueroso de virus viagrero, clamamos de nuevo, que el Matrimonio, considerado éste la unión entre un hombre y una mujer, está desprotegido legalmente por su igualación con las uniones entre homosexuales, es decir, entre personas del mismo sexo, uniones en si misma estériles. 

Esto es tan cierto como natural. Dos mujeres entre si no pueden fecundarse, y dos hombres entre sí no pueden fecundarse. Los coitos anales no fecundan y los fregamientos de clítoris tampoco, por lo tanto no hay que ofenderse ni echarse a llorar como víctimas de un drama social porque por mucho que se insista esas uniones nunca serán fecundas y el matrimonio natural entre hombre y mujer sí que lo es. A la vista está el mundo, pues todos sus habitantes han nacido de mujer fecundada por un hombre. Las parejas homosexuales, solo en algunos casos, sienten esa necesidad de la maternidad o de la paternidad y tienen que recurrir a artificios de fecundaciones in vitro, o vientres de alquiler, o cosas por estilo, basadas en la artificialidad y lo que es artificial no es natural. Desgraciadamente, también estos métodos se utilizan en parejas heterosexuales.

Por ello, no ha de extrañar que la voz de los miembros de la Iglesia Universal, hombres y mujeres católicos, ministros o gente de a pie, insistamos en que las diferencias entre el matrimonio y las uniones homosexuales son abismales. Pero como somos europeos hasta en los errores, nos parecemos y lo mezclamos todo, perjudicando a unos y engañando a otros. No se le hace ningún bien, presente ni futuro, decirles a los homosexuales que sus uniones son iguales a los que estamos casados. Eso es engañar, porque cada colectivo tiene sus problemas y sus necesidades, y hay que afrontar y proteger, en la medida de lo posible, a cada cual, y no indistintamente, sino distintamente.

Bien ha estado, que el portavoz de la Conferencia Episcopal Española haya vuelto a recordar que efectivamente al desproteger legalmente y socialmente el matrimonio tal cual es, entre hombre y mujer, ha tenido y tiene muchas consecuencias y entre ellas, el descenso de la natalidad. Y no es que sea un comentario recurrente, es una realidad que está estudiada con resultados evidentes surgidos de estudios sociológicos emitidos por entidades públicas y privadas de muchos países del mundo.

Así que no se trata de un discurso demagógico, es un alzar la voz ante resultados empíricos que no ofrecen ninguna duda. Y si se protege el matrimonio natural, entre hombre y mujer, en ningún caso ha de suponer que se ofenda o se margine a las uniones de personas del mismo sexo. Estamos ante una situación de alarma social en la que índice de natalidad en Europa es tan bajo que dentro de unos años no se sabe quién cuidará a quién ni quien trabajará para levantar el país.

marzo 13, 2013

Un Papa comunicador


A los cardenales no les ha costado decidirse, y lo que tanto deseábamos ya lo tenemos. Un Papa comunicador que ha mirado sin aspavientos ni movimientos de ningún tipo al pueblo que le aclamaba, deseoso de conocerle. 

Ha esperado a que acabase el himno del Vaticano y enseguida nos ha puesto a rezar por el Papa Emérito, a rezar por él, y por todos nosotros, la Iglesia Universal. Y lo nunca visto en el balcón del Vaticano: Su Santidad Francisco I se ha arrodillado. Millones de personas hemos seguido estos momentos desde todas partes del mundo.

Su piedad nos ha conectado y todos nosotros nos hemos sentido unidos a él por medio de la oración elevada a Dios mismo. ¡Gracias! Por venir de Argentina para evangelizarnos.

marzo 12, 2013

Esperaremos


Sin duda, todos deseamos saber el nombre del nuevo Papa. Mientras tanto podemos quererle y rezar un poquito más por él. El hombre que va a dirigir el timón de la Iglesia Católica Universal llevará un gran peso, por lo que no hay que estresarse, ni es necesario hacer especulaciones según su simpatía, origen o color de la piel. 

Es el momento de recordar unas palabras que dijo el santo padre Juan XXIII, cuando una vez elegido papa y paseaba por Roma, una mujer comentó en voz alta y cerca de él algo referido a su físico. El nuevo papa contestó: señora, un cónclave no es un concurso de belleza.

Los frutos rojos del espino blanco


La historia de amor llevada al cine con el nombre Amor bajo el espino blanco (2010) es un relato amoroso vivido en el ambiente y la persecución de la Revolución Cultural de Mao, en China. Vemos que en todos aquellos años estaba prohibido amarse fuera del tiempo que estuviese determinado. Estaba prohibido manifestar el amor y el afecto, incluso el mero contacto de entrelazar las manos. No existía ni un atisbo de libertad. Se trataba solo de servir a la Revolución pues les aseguraban que Mao amaba a los hijos más y mejor que los padres. Y cualquier movimiento en falso suponía perder el trabajo o los estudios y volver al campo, el mejor lugar para la reeducación, según Mao.

Así las cosas, una colegiala llamada Jing y Sun, hijo de un militar de élite, se conocen cerca de un árbol llamado espino blanco, pero que da unos frutos rojos porque allí están enterrados muchos mártires de la revolución…. Su enamoramiento está lleno de gestos, miradas, sonrisas, detalles sencillos, esperas, paciencias, entregas, sacrificios, viviendo un amor profundo e intenso en donde la abstinencia, el control de uno mismo, es impresionante. Sun y Jing se respetan, se guardan  mutuamente, entregándose con el corazón pero reservando las relaciones sexuales para cuando pudieran casarse. Es el amor en estado puro, en un ambiente hostil a la belleza del amor. Por todo ello a mi me ha cautivado y me ha emocionado. Compruebas, una vez más, que nada ni nadie es capaz de arrancar el amor que nace en el fondo del corazón de las personas.

Se trata de una historia dramática, diferente en muchos sentidos a las que estamos acostumbrados en el cine, a ritmo oriental, con pequeñas narraciones en of y realizada por chinos que saben mucho de cine. El lema de la película es algo así como No te esperaré ni un mes ni veinticinco años, te esperaré toda la vida.

marzo 08, 2013

Todas, todas, trabajamos


En España, las reivindicaciones han bajado el tono sexista debido a que el marco de peticiones de los ciudadanos se ha ampliado al nivel de subsistencia: trabajo, vivienda, alimentación, sanidad, educación,... es decir a reclamar lo básico porque todavía no hemos salido de la crisis.  Por ello, hoy, en el día que se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora ya no lucimos el color lila con tono reivindicativo.
 
Además, aun siendo feminista no me uniré jamás a las feministas que se creen libres porque han conseguido matar a sus hijos legalmente por medio del aborto, enviar a paseo a su marido por medio del divorcio exprés  o transexuarse a varón, gracias a los impuestos de todos. Estos objetivos destructivos de la familia es parte de la revolución feminista mal entendida.

Sin embargo hay muchos otros avances de los que la mujer se ha beneficiado, y le ha permitido estudiar, obtener un trabajo remunerado, incluso acceder a trabajos directivos, ejecutivos, militares, áureo náuticos, científicos... debido a que el trabajo doméstico ha sido aliviado por las máquinas que miramos con admiración cómo trabajan. Sin duda la lavadora, las batidoras, las ollas automáticas, los lavaplatos, aspiradoras...etc.... O todo aquello relacionado con las compresas higiénicas, los pañales desechables de los bebés... No os podéis imaginar que solo hace 40 años todo esto se tenía que lavar y hacerlo a mano!!!

Este trabajo doméstico sigue formando parte del rol femenino y está costando mucho que el hombre, el esposo, lo asuma pues es más una cosa antropológica y generacional, que de voluntad. Después de este periodo revolutivo, los roles de la mujer y el hombre tendrán que resituarse por fuerza pues por estos motivos, aparentemente poco trascendentes, muchos matrimonios quedan afectados, se enfría el amor y llegan a romperse.

Por eso yo propongo que nosotras tengamos mucha paciencia con nuestras exigencias. También mucha paciencia con ellos pues genéticamente les cuesta mucho entender y asumir todas estas cosas. Y todo se andará....

Gracias! María por la foto.


marzo 07, 2013

Hemos adoptado un cardenal


En las redes sociales ya se ha extendido una web en la que puedes inscribirte con el nombre y el correo electrónico, y automáticamente la aplicación te asigna un cardenal. Se ha de rezar por él para que escuche las mociones del Espíritu Santo en el cónclave.

Hemos inscrito a Dime, Matrimonio! y nos han asignado al cardenal polaco Stanislaw Dziwisz, muy próximo a nuestro amado Papa, el beato Juan Pablo II.

Desde aquí os proponemos que entréis a la web que citamos y apadrinéis un cardenal, así rezaremos todos los cristianos al unísono, haciendo piña, por el cónclave de cardenales que en pocos días se iniciará.

marzo 06, 2013

¿Y qué comemos? ¿Qué nos venden cuando compramos?


¿Qué nos ponen en las albóndigas y los pastelitos?¿Es que las normas alimentarias solo adornan el ordenamiento jurídico? ¿Todo esto también es consecuencia de la crisis? ¿O es consecuencia de la ausencia de ética empresarial? ¿O tal vez es terrorismo industrial? 

Hoy los ciudadanos nos podemos plantear estas y muchas más preguntas relativas a todo lo bueno que nos han vendido de la marca CE. Pero ahora se ha extendido en el mundo empresarial un saltarse las normas porque el ciudadano paga por la confianza establecida .... 

¡Qué asco me da! solo de pensar en el pobre consumidor que haya ingerido la caca ( a saber de qué o de quién) mezclada con la carne de la que no se sabe de qué mamífero procede. En contrapartida ¿cuántas personas han cerrado los ojos o han girado la espalda para evitar algún proceso alimentario?

Por eso ya está de moda, pero de moda, que volvamos a tricotar, cocinar, coser, y no solo por ahorrar el importe de estos servicios sino porque nos aseguramos de lo que comemos y vestimos. Muchas mujeres tricotan y cosen.... porque relaja, dicen, y muchas nos hemos metido en la cocina con más ganas que nunca para poder comer sano, no solo nosotras sino también nuestras familias. Es evidente que consume un tiempo precioso a lo largo de la jornada pues se trata de pensar menús,  platos, condimentos, listar los alimentos, comprarlos, ordenarlos en la cocina, cocinarlos y servirlos..  Es evidente que es más fácil meter el producto de la tienda directamente al microondas, pero  lo natural, lo directamente fresco o congelado y natural no tiene más objeción que la que pongamos nosotros... entonces podremos decir ¡Buen provecho!

marzo 03, 2013

La señora Lincoln


La última película del señor Steven Spielberg es un ejercicio de patriotismo y de esperanza patriótica sin miopía muy valiosos,  aunque solo le hayan concedido dos Oscar, hace pocos días, frente a doce nominaciones. Discurre la película Lincoln (USA 2012) en medio de la guerra de secesión americana, después de varios años de sangrientas contiendas, cuerpo a cuerpo. Surge un clamor dividido por abolir la esclavitud, con un discurso basado en la ley natural, es decir, en aquello que ha salido de las manos de Dios. Se vota la enmienda y se intenta el pacto entre los dos frentes de batalla. La ambientación en todos los sentidos es brillante, sin falsear el mínimo detalle, cosa a lo que ya nos tiene acostumbrados el señor Spielberg, pero no por ello menos meritorio. No se trata de una película de acción, es una película en la que el diálogo es el protagonista. En ese entorno, compartimos el contraste en el que vive un hombre que es el presidente de los Estados Unidos - y por ende el comandante en jefe del ejército- y su matrimonio. Como consecuencia de las decisiones que  ha debido tomar, a veces no ha podido manifestar sus propios sentimientos, y los ha escondido en algún lugar de su corazón. La esposa, la señora Lincoln, le reclama que comprenda, por mucho tiempo, el dolor de la pérdida del primer hijo, el primogénito; le echa en cara que no se ocupe del segundo, y le recrimina que proteja tanto al pequeño, en definitiva a pesar de ser el Presidente vive en un ambiente familiar duro, como el que viven muchas familias después de la muerte de un hijo.

El contraste está ahí, en el que pesan igual, o más, las amenazas de la señora Lincoln que el hecho mismo de que no se produzca la rendición del sur. En algún momento podremos comprobar, que el matrimonio Lincoln baja las hachas y decide ser feliz “pues hasta ahora habíamos sido muy desdichados”. Realmente es una reflexión importante y que ha de acometerse al mismo tiempo para que el matrimonio reflote sobre el amor.

marzo 02, 2013

Unas mini vacaciones


Quizá podamos organizar con la familia una salidita para los días festivos de la Semana Santa que se celebrará entre el 25 de marzo, lunes santo, y el 31 de marzo, Domingo de Pascua. Salvo el domingo, como todos los domingos, ninguno de esos días es fiesta de precepto, cosa que quiere decir, que la Iglesia no dispone que sea obligatorio para todos los católicos acudir a la celebración del oficio litúrgico. Sin embargo en la Semana Santa celebramos la actualización de la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y estaría bien combinar los días de descanso con la asistencia a los oficios santos.
 
Además si nos vamos a.... dónde sea… podemos consultar la web misas.org *  que nos dará la información puntual de los servicios litúrgicos de todas partes del mundo, y como consta la referencia del teléfono, podremos llamar a la iglesia que nos interese. Por otra parte, va siendo costumbre ajustar los horarios de los oficios a la hora que al parecer se produjeron los acontecimientos que se celebran, por lo que nos encontraremos que los oficios del Jueves Santo y del Viernes Santo suelen ser a partir de las cinco de la tarde. Hay que recordar que en el Jueves Santo solo se celebra el Oficio de la Cena del Señor, y en el Viernes Santo se celebra el Oficio de la Pasión, no hay otras misas.  Y en el Sábado Santo todos los templos católicos cierran, salvo los que contengan museos (hay que consultar horarios de museos), hasta la hora de la Misa de la Vigilia Pascual, que suele celebrarse lo más temprano a las ocho de la tarde.

Con esta información podremos planificar con tiempo cualquier cosa, sin necesidad de cruzadas estériles por dejarlo todo al último momento. Así que ¡a pasarlo bien! en familia, “ir al pueblo”, salir con los amigos, pasar dos días en un balneario, acudir a las procesiones que se realizan en muchísimas ciudades y pueblos de España, tener detalles con nuestro marido (o ellos con nosotras) escuchar, rezar, dormir y descansar....

La foto: París desde la Tour  Eiffel

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta