julio 04, 2012

De la mar y los peces

No se quién podrá irse de vacaciones este verano pero algo haremos, y vamos a tener ilusión por lo mucho o lo poco que podamos hacer. Es posible que hagamos nuevas amistades en los viajes, en las playas, en las excursiones, en los hoteles, en las piscinas y no se nos ocurra hablar de la mar y los peces sino de nosotros mismos y a la vez interesarnos por las cosas de los demás. En definitiva, nos gusta ser sociales. Y con el buen ánimo de conocer a "estos" nuevos amigos, resulta que te metes en un enredo: ¿cómo os conocisteis? Pues Pepa y yo…. (entre ellos comentan: ¿se lo decimos?) … Nos preguntamos nuestros nombres, por la mañana al despertarnos, después de haber dormido juntos toda la noche….y venga de risitas y de reír. A continuación estos amigos querían explicarnos a mi marido y a mí en qué consistió el haber dormido juntos toda la noche, huelga decir que no era necesario, claro. Así que una pregunta que hace unos años era socorrida para iniciar un diálogo y tenía una respuesta típica “en la facultad…, en un permiso del servicio militar, en una manifestación…”, ahora te puedes encontrar en medio de una conversación un poco engorrosa, por favor. Pues nada, seguiremos hablando de la mar y los peces que es muy elegante y siempre quedas bien.

Pie de la foto.  Es de la playa de Deauville, una población turística de Francia, situada al norte, en el Departamento de Calvados, distrito de Lisieux, tomada en un día normal de agosto, en un día en el que soplaba un viento tremendo del Atlántico.

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta