abril 15, 2012

Una historia de amor permanente

!Feliz aniversario a todos los que como yo (y mi marido) celebráis el aniversario de vuestra boda¡

Tal día como hoy me casé con Joan, mi más fiel seguidor del blog, al cual ya le he dicho al iniciar el día que le quería mucho. Nos casamos convencidos de nuestro amor, en una iglesia románica, pero sin saber mucho en qué consistía esto de casarse y estar casado. Hemos aprendido el uno del otro, hemos sufrido juntos y por separado, hemos disfrutado muchísimo, hemos sido padres de dos varones, y de otro hijo que se quedó por el camino y que su almita nos espera en el cielo, y ¡además somos abuelos! Así que trabajando, amando, sufriendo, perdonando, hemos llegado hasta aquí, pero sobre todo ha sido gracias a la ayuda de Dios. Y si Dios quiere, seguiremos juntos como podamos hasta la fusión de nuestras almas. En fin, una historia muy parecida y corriente a la de muchos matrimonios de todo el mundo.

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta