diciembre 31, 2011

Para no cansarnos en nuestra vocación matrimonial

No tiene desperdicio la homilía del Cardenal Rouco Varela, Presidente de la Conferencia Episcopal Española, pronunciada en la misa celebrada en la plaza Colón de Madrid, en ocasión de la celebración litúrgica de la Sagrada Familia del día 30 de diciembre pasado. Es una catequesis para todos sobre el Matrimonio, la familia, los hijos, la vida cristiana, un documento para leer, meditar, rezar, estudiar, enseñar, difundir y sin miedo ponerlo en práctica, a ser posible durante toda la vida.

El siguiente extracto es solo eso un fragmento:

¡Cuánto cuesta hoy a una sociedad tan intensamente influida y condicionada por una visión materialista y egocentrista del hombre y de su historia comprender y aceptar el Evangelio de la vida, del matrimonio y de la familia! No se quiere caer en la cuenta de que si el amor conyugal no es planteado, vivido y realizado en todo momento como una mutua donación entre marido y mujer generosa y gratuitamente abierta a la donación de la vida a los hijos, pierde su autenticidad y, más pronto o más tarde, se pierde a sí mismo.

Homilia del Cardenal Rouco Varela del 30-12-11

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta