noviembre 06, 2011

Vivir en el corazón del otro

Kensington Palace, Londres
En el noviazgo, en los primeros años del matrimonio apetece y dices con mucha facilidad palabras, expresiones, cosillas monas, y todas se refieren a que a tu marido (o a tu esposa, en el caso de ellos) lo quieres mucho, que no podrías vivir sin él (o sin ella). A veces, ocurre que a lo largo del tiempo pasan cosas que parece que el amor y las palabras se han enfriado. Uno y otra “hacemos” de todo por él o por ella pero ¿realmente él o ella es el centro de mi interés?

Os propongo un parón de ocho minutos para reflexionar mientras escuchamos a Mn. Costa, un sacerdote de Barcelona (España), muy conocido entre la juventud  pues habla con claridad a los jóvenes, a los novios, a los matrimonios, y nos enseña muchísimas cosas, sobre eso: el amor, el matrimonio y la familia. Y todo lo que dice no solo es para los jóvenes, es para todos.

Mn. Costa, fragmento de una conferencia en el IESE

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta