junio 07, 2011

Qué tierno!

Alguna vez hemos escuchado aquello de “lágrimas de cocodrilo” y quizás nunca hayamos parado ha entender a qué se refiere. Por lo visto los cocodrilos son animales que lloran mucho. Sin embargo, a diferencia de los humanos éstos animales lloran por necesidad. Según un grupo de investigadores, el reptil necesita  segregar lágrimas para mantener húmedos sus ojos. Es por eso que cuando sale del agua se le ve llorando. Además, dichos animales lloran mientras comen. Pero si eres un ser humano lloras cuando comes si has padecido una parálisis facial, y te han quedado las dichosas secuelas en los nerviosillos que pasan por ahí. Pero si no eres cocodrilo ni has pasado por dicha fatalidad lloras normalmente por penas o desgracias, y además con toda la razón; o por pelar una cebolla ejerciendo de pinche de cocina, o por un dolor de cabeza tremendo que casi te estalla.
Pero ay! también lloras porque te han dado una sorpresa tan estupenda que todo tu te emocionas, te sientes tan feliz que ale! a llorar como un cocodrilo, y son unas lágrimas tan dulces y tan brillantes!...que al verlas empiezas a maquinar otra cosa para ver a otros llorar de alegría.

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta