mayo 14, 2011

Unidos por la pasión


Venus y marte unidos por el amor.
Paolo Veronese

Ya hice referencia *  de la vida, de la persona y de la santidad de San Agustín de Tagaste, destacando un pequeño párrafo de  Las Confesiones referido al Matrimonio. Ahora quiero aportar una nueva cita del mismo libro pero relativo al estado que ahora llaman Pareja de Hecho. San Agustín también vivió en concubinato en los años de su juventud y tuvo un hijo fuera del matrimonio, de todo lo cual se lamenta, pero él entonces estaba apartado de Dios y no veía el Matrimonio con visión sobrenatural, es decir, como una vocación de cara a Dios. 

Pero como para Dios no hay imposibles, Jesucristo instituyó los sacramentos de la Confesión y del Matrimonio, entre otros; así que de la Pareja de Hecho, en muchos casos, después de una buena confesión, puede llegar a convertirse en un matrimonio cristiano.

En esos años vivía…con una mujer, no unido a ella en lo que se conoce por legítimo matrimonio, sino por mi oscura e insensata pasión; pero vivía solo con una, a la que le guardaba fidelidad. Con ella pude experimentar lo distinto que es el amor conyugal, que ha sido establecido como engendrador de gracia, y el pacto de amor impuro, donde los niños nacen contra voluntad, aunque una vez nacidos se les quiera luego.

* Miserias humanas, etiqueta Pensando que…., 17-4-2011

Mi matrimonio, de fiesta en fiesta